El Atuel sin agua en el oeste: en 25 años se perderían 14.284 millones de pesos

Zonales 06 de septiembre Por
La Universidad Nacional de La Pampa - UNLPam - publicó este miércoles el estudio de cuantificación en términos económicos y monetarios los daños ambientales, sociales y económicos causados a La Pampa por el corte del río Atuel, por parte de Mendoza, en su portal.
atuelseco

Años atrás ya se habían difundido algunas cifras y que están incluidas en la demanda judicial, llevada a cabo por el gobernador Oscar Mario Jorge.

Los números difundidos son del año 2012 y la estimación son las pérdidas que sufriría La Pampa en 25 años, si sigue el corte del río.

Son cuatro escenarios, según la escorrentía. Las pérdidas -siempre a valores de 2012- van desde los 1.239 hasta los 14.284 millones de pesos hacia los próximos 25 años. Igual, a valores actuales son cifras desactualizadas por la inflación.

El estudio fue solicitado por la Secretaría de Recursos Hídricos de La Pampa, por indicación del Poder Ejecutivo y Legislativo Provincial, a la Universidad Nacional de La Pampa.

"La Consultora de la UNLPam asumió el desafío de llevar adelante el estudio, incluyendo la metodología general, una identificación de las tareas, un plan de participación, una propuesta económica y un equipo de trabajo interdisciplinario compuesto por docentes, investigadores y alumnos de las diversas Facultades de la UNLPam; docentes de otras universidades nacionales y extranjeras; y expertos de renombre internacional, considerando la complejidad que representaba cubrir las múltiples dimensiones de la valoración económica de los servicios y daños ambientales", explicó la casa de alta de estudios pampeana y lo publicó en su sitio web.

En 2014, el Gobierno pampeano estimó que la provincia de Mendoza estaba provocando, a fines de 2011 y principios de 2012, al menos una pérdida económica de 100 millones de pesos por el corte del Atuel. Si el caudal fuera relativamente bueno, la pérdida treparía a 570 millones. Esos valores, a cifras actuales, se duplicarían.

En el estudio trabajaron unos 35 profesionales. Las pérdidas están cuantificadas a partir de cuatro escenarios de escurrimientos del río. La UNLPam cuantificó el daño actual y a 25 años. No hizo un estudio del daño histórico, desde el corte generado a fines de la década del '40 porque aumentaría, así, el nivel hipotético del trabajo, manifestó Guido Rovatti, uno de los profesionales participantes.

Este trabajo es un complemento de otro estudio, realizado en 2005 también por la UNLPam: el caudal mínimo fluvioecológico del Atuel, es decir, el régimen hídrico asignado a un curso de agua, con un equilibrio aceptable entre las condiciones requeridas por el ecosistema y las necesidades económicas y sociales. En su momento, lo establecieron en 4,5 m3/s.

Cambios

Según se informó, el objetivo general del trabajo fue llevar a cabo una valoración de las funciones de los ecosistemas presentes en la subcuenca baja y los bañados del río Atuel y la faja aluvial de los ríos Salado-Chadileuvú-Curacó, en términos de los bienes y servicios que estos brindan a la sociedad; la evaluación de la vulnerabilidad de los mismos frente a las alteraciones producidas por el manejo del agua en Mendoza; y la cuantificación en términos económicos y monetarios de los daños ambientales, sociales y económicos causados a La Pampa por la carencia de un caudal fluvioecológico en el Río Atuel.

La carencia de este caudal ha provocado una importante modificación en las condiciones ambientales, productivas y sociales en la zona de los Bañados del Atuel y en la cuenca hidrológica inferior de dicho río. Estas alteraciones representan un daño ya que las mismas han generado cambios desfavorables en los ecosistemas aguas abajo.

"El daño se ha identificado en: actividades productivas que han visto disminuido su desarrollo por bajos rendimientos y sin posibilidades de expansión (ganadería bovina, ovina, caprina, cinegéticas), otras actividades económicas que han desaparecido (todas las relacionadas con peces y de recreación y turismo en la que esos bienes y el agua son el soporte), disminución y/o desaparición de pool genético originarios de peces, de aves, de flora y fauna, todo lo cual no solo impacta por no encontrarse dichos bienes físicamente para sus usos normales en las comunidades, sino por el valor cultural y social que representan que bien puede afirmarse su valor puede ser muy superior al valor de uso directo", sostuvo el informe.

Y se agregó: "A esto se adiciona que la no presencia permanente del río impacta en la cantidad y calidad de agua tanto para uso productivo como para uso humano, en la regulación de la salinidad de la misma, de la recarga de los acuíferos, control de sedimentos, en la pérdida de rasgos paisajísticos que han ocasionado un gran impacto en las costumbres, creencias, símbolos, inspiración espiritual y artística en la que el río se constituye en generador para las comunidades ribereñas".

Tamariscos

Además, el estudio explicó que los cortes permanentes sin previo aviso ocasionan pulsos de humedad que se han convertido en la causa que ha generado una gran invasión de la especie tamarix sp, especie exógena para la zona en estudio, la que por su densidad y características impide la utilización de importantes superficies para recursos forrajeros, impactando en las potencialidades de actividades económicas naturales del área por lo que se constituye en "undis servicio".

 

"Esto deriva en la necesidad de prever acciones y por ende erogaciones para la restauración, con el objetivo de que el área no se vea más perjudicada a futuro de persistir el comportamiento de cortes en el escurrimiento. Otro impacto de dichos cortes es el de las inundaciones, que provocan daños en vías de comunicación, viviendas, infraestructura productiva y mortandad de animales", sostuvo el texto.

"El presente trabajo ha evaluado el daño económico solo de algunos Bienes y Servicios identificados, medido en valor bruto de la producción que no ingresa a la Provincia de La Pampa y como diferencial entre el valor potencial de producción considerando diversos escenarios esperados y la situación actual, lo que arroja una pérdida de valor bruto de producción anual que oscila desde un mínimo de $ 96.921.000 en la Condición 1 de mínimo escurrimiento a $ 571.358.000 anuales en la Condición 4 de máximo escurrimiento registrado, siendo dichos cálculos lo que resulta de considerar mínimos rendimientos productivos y a precios razonables para el área en estudio, lo que hace que el daño económico determinado en las diversas situaciones analizadas sean con criterio de prudencia", añadió el informe.

"Dado el horizonte temporal tomado en 25 años, el cálculo del Valor Actual Neto de los ingresos anuales determinados, según las diversas tasas de corte seleccionadas y sin considerar efectos inflacionarios a futuro, arrojan valores netos de pérdida económica que oscilan desde un mínimo de $ 1.239 millones a $ 14.284 millones, según se tome la Condición 1 de mínimo escurrimiento a la mayor tasa de corte y la Condición 4 de máximo escurrimiento registrado con la tasa de corte mínima tomada en el 0%", agregó.

Lo detallado permite dimensionar la magnitud del daño provocado a la Provincia de La Pampa solo por aquellos Bienes y Servicios que se pudieron cuantificar y monetizar. "Queda una importante cantidad de Bienes y Servicios identificados que por no contar con información suficiente en el tiempo asignado al presente trabajo no ha sido posible medir desde el punto de vista económico, existiendo metodologías específicas para ello (valuación contingente, precios hedónicos, valores de reemplazo, entre otros), que bien puede desarrollarse en futuros trabajos. En el presente estudio si se ha incorporado la evaluación social y ambiental de dichos bienes, expresado en una matriz de impactos", destacó la UNLPam.

Y se remarcó que por lo expuesto el daño económico determinado es considerado mínimo, no solo por su forma de cálculo (criterio de prudencia) sino por no estar integrado por todos los Bienes y Servicios que potencialmente puede proveer la zona de los Bañados del Atuel y la cuenca hidrológica inferior de dicho río.

Cuatro condiciones

El estudio económico de la UNLPam se hizo en base a cuatro condiciones del caudal:

- Condición 1: Con un escurrimiento de un caudal medio anual de 4,5 m3/s, con un derrame hídrico total anual de 140,7 Hm3, que permitiría solo mantener activo el sistema aunque con un área de bañados reducida. Por esta razón no es posible prever actividades que puedan desarrollarse a partir de sistemas de riego.

- Condición 2: Bajo esta condición hidrológica que se corresponde con un caudal medio anual de 9,5 m3/s, y un derrame hídrico anual de 299,5 Hm3, existiría la posibilidad de utilizar parte del escurrimiento para riego, siempre con la premisa de reservar un caudal de alrededor de 150 Hm3 para el mantenimiento del ecosistema mínimo indispensable.

- Condición 3: En el caso de la tercer condición hidrológica, ella se corresponde con un caudal medio de 12,1 m3/s, un derrame hídrico anual de 382,9 Hm3 y una considerable ampliación del área de bañados. Esto permitiría incrementar la superficie bajo riego a 9000 hectáreas, reservando siempre un derrame hídrico anual de alrededor de 150 Hm3 para el mantenimiento del ecosistema mínimo indispensable previsto en la Condición 1.

- Condición 4: Se corresponde con aquella que permitiría el restablecimiento de las condiciones ecológicas del sistema fluvial a lo largo de todo el año hidrológico, con un derrame hídrico anual de 485,3 Hm3. Realizando el mismo análisis que en las situaciones anteriores, es decir, reservando alrededor de 150 Hm3 para el mantenimiento del ecosistema, mínimo indispensable definido en la Condición 1, se incrementaría nuevamente la superficie con regadío. En esta situación se trabaja con un modelo similar al de la Condición 3 pero incrementando las unidades de producción a obtenerse como consecuencia de llevar la superficie bajo riego a 11.666 hectáreas.

Info Huella

Redacción - Email: [email protected]

Te puede interesar