El argentino es muy fiel a la carne pero “no se casa” con el vendedor

Nacionales 30 de octubre Por
Un estudio del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), publicado en la revista Carne Argentina de octubre, demuestra que ni los carniceros ni los supermercadistas “tienen la vaca atada”.
carnepcva

El consumo de carne está consolidado y en crecimiento pero muchos compradores no dudan en pasarse del “súper” a la carnicería o de la carnicería a las ofertas de los supermercados. Otros siguen comprando a través del mismo canal pero en puntos de venta más baratos. En el último mes, la carne –que se mantiene por debajo de la inflación- subió más en los supermercados y en los barrios de nivel socioeconómico más alto.

Los argentinos somos carnívoros por naturaleza y, de acuerdo a distintos estudios de mercado y encuestas de opinión, la fidelidad de los consumidores al producto más emblemático de las pampas está asegurada. Sin embargo, nuevos sondeos realizados por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) demuestran que esa fidelidad no se traslada al punto de venta y es así como ante el proceso inflacionario y el momento del mes, los compradores pasan del “súper” a la carnicería, del supermercado a la carnicería del barrio o simplemente buscan puntos de venta más económicos dentro del mismo canal.

“El promedio histórico de compra de carne vacuna según punto de venta es aproximadamente un 70% en carnicerías y un 30% en supermercados”, explicó Ulises Forte, Presidente del IPCVA. “Pero así como sabemos que cuando hay un peso más en el bolsillo los argentinos compramos más carne, también estamos viendo con nuestros nuevos estudios de mercado que más de la mitad de los consumidores abandonan la fidelidad a los puntos de venta si el bolsillo ‘está flaco’ y buscan alternativas más económicas”, agregó.

De acuerdo al “Monitor de Estudio de Mercado” que realiza el Instituto (un estudio de 1.000 casos mensuales on line), si bien un 36% de los encuestados asegura que ante el aumento de precios sigue comprando de la misma manera, un 23% sostiene que ahora compra más en carnicerías y menos en supermercados, un 10,3% asegura lo contrario (de la carnicería pasó a buscar las ofertas de los súper), un 20,1% cambió su carnicería de siempre por otra más barata, y un 9,6% elije otro supermercado más económico al que compraba antes.

Si se analizan las respuestas con detenimiento, se puede concluir que, entre los “infieles”, son muchos más los compradores dispuestos a pasar del supermercado a las carnicerías que de éstas a un “súper”. Un número similar está dispuesto a seguir comprando en las clásicas carnicerías pero buscando mejores precios y una minoría “salta” de los negocios del barrio a los supermercados o busca otro súper más económico.

Info Huella

Redacción - Email: [email protected]

Te puede interesar