El calibre de la bala que mató a Rafael Nahuel es el que usa Prefectura

Nacionales 27 de noviembre Por
Rafael Nahuel murió de un disparo con una bala de 9 mm que ingresó a su cuerpo por el glúteo y afectó el intestino y el hígado. Hubo una importante movilización en Bariloche, además de Neuquén, Viedma y Buenos Aires.
fotomapuche

El calibre se corresponde con el de las armas de los efectivos de la unidad Albatros que perseguían a un grupo de mapuches el sábado por la tarde en Villa Mascardi, 30 kilómetros al sur de Bariloche.
Ayer se realizaron movilizaciones en varios puntos de la región y el país, con un tono de fuerte crítica a la política del gobierno de Mauricio Macri.

La autopsia del cuerpo de Nahuel se realizó ayer por la tarde en Bariloche. No hubo información oficial de parte del juzgado federal, que está a cargo por subrogancia del juez de Neuquén Gustavo Villanueva, pero el diario Río Negro pudo establecer, de fuentes gubernamentales, que la muerte del joven de 22 años la provocó un proyectil 9 mm, probablemente de una ametralladora, que ingresó de abajo hacia arriba y que quedó alojado dentro del cuerpo. Los resultados finales de la autopsia se conocerán hacia el miércoles o jueves.

Es la segunda persona muerta en un operativo de fuerzas federales contra activistas mapuches. El anterior fue Santiago Maldonado, el joven que vivía en El Bolsón y que ayer fue sepultado en su ciudad de origen, 25 de Mayo, en Buenos Aires.

nahuelrafael21111
Ayer, el Ministerio de Seguridad de la Nación justificó la represión contra la agrupación mapuche que había tomado un predio de Villa Mascardi. Aseguró que la patrulla de Prefectura Naval fue atacada con armas de grueso calibre por un grupo de entre 15 y 20 mapuches, a lo cual respondieron con "disparos intimidatorios" hacia los árboles y "no en dirección hacia los atacantes".

De acuerdo con el informe oficial, un equipo de cuatro efectivos de la Agrupación Albatros de la Prefectura Naval Argentina que cumplía con la orden del juez federal Gustavo Villanueva, realizaba rastrillajes en la zona de Villa Mascardi para recabar información e identificar a los manifestantes prófugos, luego del desalojo realizado el día jueves sobre los terrenos tomados.

Una vez que la patrulla logró volver a reunirse, "se cubrieron detrás de los árboles, intentando resguardarse de la agresión" de los mapuches, que los atacaban "con todo tipo de armas".

"Inmediatamente se escucharon gritos por parte del grupo de encapuchados, que decían 'los vamos a matar, son pocos, son cuatro' y, acto seguido, los efectivos escucharon fuertes estampidos en dirección a su posición y observaron a dos o más personas portando armas de fuego que, por el sonido y el efecto de las efracciones, daban cuenta de ser de grueso calibre. Además, se dieron cuenta del calibre de las balas porque arrancaron ramas gruesas de cuajo".

Así, tras percibir que los mapuches realizaban "movimientos tácticos militares" y adoptaban "una formación de emboscada envolvente sobre los cuatro efectivos", que "demostraba la preparación militarizada del grupo", tras intentar comunicarse con la base, un prefecto utilizó "una granada de aturdimiento flash bang". En ese contexto, y mientras intentaban replegarse en medio de las balas, se cubrieron "con disparos de fuego intimidatorios siempre en dirección hacia los árboles y no en dirección hacia los atacantes, ya que no se podía visualizar más a aquellos hombres que se encontraban disparando con armas de fuego".

Info Huella

Redacción - Email: [email protected]

Te puede interesar

Te puede interesar