Con cacerolas, choque y represión: es Ley la Reforma Previsional

Nacionales 19 de diciembre de 2017 Por
El llamado ajuste a los jubilados, que tuvo ayer su máxima tensión con enfrentamientos, represión y cacerolazos en distintos puntos del país, tuvo hoy en el Congreso la votación final con saldo afirmativo para el gobierno de Mauricio Macri: 128 afirmativo a 116 negativo.
esley

MANIFESTACIÓN Y CACEROLAS

Unas 250 personas se manifestaron esta madrugada en la plaza San Martín, de Santa Rosa, en contra de la reforma jubilatoria que está siendo tratada en una sesión especial en Diputados de la Nación. También hubo cacerolas en Buenos Aires, Rosario y Córdoba.  

SANTA ROSA

Se comenzaron a juntar a las 2.30, en sintonía de cacerolazos registrados en diferentes barrios de la capital federal. A las 23 eran unos 30. Pero pasada la medianoche sumaban unos 250 y cortaron la avenida San Martín, frente a la municipalidad, consignó Diario Textual.

No se observaron a dirigentes de la Mesa Intersindical, al menos hasta la medianoche. Hubo un alto funcionario del Gobierno de Carlos Verna: el ministro de Desarrollo Territorial, Martín Borthiry.

GOBERNADORES MM Y MANIFESTACIONES

Macri en horas de la tarde mostró su poderío ante los gobernadores que dieron su apoyo con sus diputados para aprobar la Ley. Muchos de ellos, del PJ, como Urtubey de Salta, y Manzur de Tucumán, ahora recibieron el mote de gobernadores MM.  El gobernador pampeano, Carlos Verna, estuvo ausente.

Ayer por la tarde, mientras las piedras y la represión se llevaban la atención de los medios masivos, organizaciones sociales y sindicales se movilizaron y colmaron la Plaza del Congreso y sus alrededores. Los dirigentes destacaron que “se amplió la base social de la protesta”.

EL DEBATE

En el marco del periodo de sesiones extraordinarias, la Cámara de Diputados de la Nación aprobó por 128 votos afirmativos, contra 116 negativos y 2 abstenciones, el proyecto de reforma previsional impulsado por el Poder Ejecutivo. 

El debate duró doce horas: comenzó apenas pasadas las 19 del lunes y finalizó a las 7 de la mañana del martes. La sesión especial se había iniciado, con quorum de 130 diputados, exactamente a las 14:12. 

En el comienzo del debate, el diputado Eduardo Amadeo presentó los lineamientos centrales del proyecto y lo definió como “una iniciativa que, claramente, mejorará la situación del sistema previsional y por supuesto de los propios jubilados”. Afirmó que “se han dicho muchas mentiras sobre la ley, insistiendo en falsedades para distorsionar sus objetivos”.

Asimismo, Amadeo recordó el acuerdo para otorgar un bono compensatorio para los jubilados: “Van a recibir ese bono 10 millones de personas, el 72% de los jubilados, es decir, 5 millones; el 100% de los niños de AUH, es decir, 4 millones; el 100% que cuentan con pensión por discapacidad, vejez y adulto mayor”.

Por su parte, la diputada Mirta Tundis, del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, lo calificó como “un ajuste, un recorte”. “Con la fórmula vigente estaríamos hablando de un 14,5% de aumento, y con la fórmula que nos proponen, mucho menos. Es indignante que este gobierno discrimine a los jubilados”, denunció la diputada Tundis.

La diputada Luana Volnovich, del Frente para la Victoria, también criticó el proyecto enviado por el Ejecutivo: “Estamos decidiendo si le vamos a sacar plata a los jubilados; es una sentencia de muerte para ellos”. Volnovich lo calificó de “inconstitucional” y adelantó que el bloque “va a rechazar profundamente el proyecto”.

En tanto, el diputado Martin Lousteau, de Evolución Radical, se sumó a las críticas de la oposición y rechazó la discusión en lo que consideró un “trámite exprés”: “Les debemos a nuestros ciudadanos una discusión seria, exactamente lo contrario a lo que estamos haciendo”.

“No vamos a acompañar este proyecto, no estamos de acuerdo”, adelantó Lousteau, quien calificó a la iniciativa como “un cambio en la fórmula de actualización que afecta a los más vulnerables”. 

Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, opinó que se trata de “una fórmula que aplican los países más desarrollados del mundo de ajuste por inflación”. 

“La fórmula que proponemos, al ser trimestral, protege a los jubilados y les da certidumbre, y al sistema previsional una garantía de largo plazo”, añadió el legislador de Unión PRO.

Para el Peronismo para la Victoria, en representación del diputado Leonardo Grosso, la nueva actualización se trata de un “saqueo a los jubilados”. Además, Grosso criticó que “el gobierno nunca convocó a los sindicatos, ni a los jubilados, ni a los movimientos sociales” para discutir la letra del proyecto de ley.

CIERRE DE BLOQUES

A la hora de los cierres de las bancadas, la titular del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, Graciela Camaño, dijo que la reforma previsional “no es un tema de coyuntura financiera, es algo mucho más trascendente”. “Resolvemos la caja con la vida de la gente, con su futuro”, afirmó. Y afirmó que la nueva fórmula “no sirve” en años de baja inflación.

En nombre del bloque Justicialista cerró el diputado Néstor David. Reconoció que “tenemos un problema fiscal grande” y recordó que la reforma “forma parte de un compromiso de todas las jurisdicciones”, en alusión al Pacto Fiscal. David adelantó que el bloque votaría dividido.

Desde el Frente para la Victoria, Agustín Rossi pidió un minuto de silencio en conmemoración de las víctimas del 19 y 20 de diciembre de 2001. “Estamos aplicando las sugerencias que dejó el Fondo Monetario Internacional para el sistema previsional argentino”, denunció.

“Buscaron un índice que perjudica a los jubilados; nosotros venimos a decirle no a ese nuevo índice”, manifestó, antes de agregar que “le venimos a decir al gobierno que se está equivocando”.

El diputado Mario Negri, titular del interbloque Cambiemos, sólo hizo un comentario y llamó a votar el proyecto: “La oposición responsable no reparte fósforos donde se anda con nafta”.

LA DISCUSIÓN PREVIA

El proyecto de reforma previsional fue impulsado por el Poder Ejecutivo y obtuvo aprobación en el Senado con respaldo opositor. Contempla una modificación de la fórmula que se aplica para la actualización de las jubilaciones y establece plazos trimestrales, en lugar de semestrales, para actualizar los haberes. 

La iniciativa establece una fórmula de movilidad compuesta en un 70% por la inflación y un 30 % por el aumento de los salarios. Según explicó ante los diputados el ministro de Trabajo y Previsión Social, Jorge Triaca, para 2018 se estima una movilidad real a favor del beneficiario de más del 5%.

APOYO DE GOBERNADORES

Antes del inicio de la sesión se realizó una reunión entre el presidente de la Cámara; el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y 12 gobernadores, además del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en la que los mandatarios provinciales expresaron su apoyo a la reforma previsional. Fue en la sede de la Cámara de Diputados, con Monzó como anfitrión.

Previo al comienzo del orden del día, la oposición planteó una serie de cuestiones de privilegio orientadas a solicitar el levantamiento de la sesión por las situaciones que se registraban fuera del Congreso. El planteo fue rechazado por mayoría. 

Más tarde se rechazó también un pedido de la diputada Graciela Camaño, de la bancada Federal Unidos por una Nueva Argentina, para que el proyecto volviera a la instancia de Comisión. Fue por 127 votos negativos contra 107 a favor.

El oficialismo rechazó propuestas de modificaciones al texto que había sido aprobado por el Senado, de manera que la ley quedó aprobada y enviada al Poder Ejecutivo para su promulgación. Después de aprobar el proyecto en general y el articulado en particular, la Cámara votó el pase a cuarto intermedio hasta las 17 del martes para continuar con el tratamiento del orden del día que incluye el proyecto de reforma tributaria.

 

 

 

Info Huella

Redacción - Email: [email protected]

Te puede interesar

Te puede interesar