El armado del PJ deja poco margen para las aventuras

Opinión 26 de marzo de 2018 Por
Uno de los interrogantes del PJ pampeano es cómo llegará a las elecciones de 2019. La reelección del gobernador Carlos Verna es un hecho y también que su figura encolumnará al peronismo.
vernagann

La cautela del mandatario frente a los movimientos del peronismo nacional y un par de cortocircuitos mostraron cuáles son los alcances actuales y futuros que tendrá la gran coalición electoral del justicialismo. Por un lado, se quiere preservar al PJ pampeano de las divisiones nacionales y, por otro, quedó demostrado que no habrá mucho margen para las aventuras.

El clamor y la foto

El operativo clamor en torno a la reelección de Verna ya está en marcha. Hay consensos en los grandes temas: en la unidad del peronismo para confrontar con Cambiemos en 2019, en el desdoblamiento para evitar la tracción de la boleta presidencial de Macri para la oposición en La Pampa y en intentar aislarse de las divisiones del PJ nacional.

Verna, como el resto de los gobernadores, esquivaron, y desairaron, los dos último encuentros que intentaron hacer sectores del peronismo proponiendo su "unidad". Una utopía en estos momentos. Uno fue el acto de San Luis del kirchnerismo y el moyanismo con apoyo de los Rodríguez Saá y el otro la reunión del Consejo Nacional del PJ en la sede de la calle Matheu en CABA.

Verna es parte de los gobernadores que buscan una alternativa competitiva y de renovación para 2019. Pero se mueve con cautela en el escenario nacional del PJ para que las desajustes y divisiones del peronismo no afecten al justicialismo pampeano. Los dirigentes que preguntaron qué hacer frente al encuentro de San Luis, si debían asistir o no, recibieron un "mejor no". Sí participó, despertando todo tipo de suspicacias, el diputado nacional Ariel Rauschenberger, que posó sonriente. Algunos dirigentes del PJ, sin conocer los entretelones de su decisión, vieron la foto como una resolución autónoma del jorgista y observaron con malos ojos que fuera al encuentro kirchnerista cuando meses antes hizo campaña con Verna que buscó despegarse de ese calificación. Otros, menos virulentos, entendieron que los sectores que estuvieron allí tienen en el kirchnerismo nacional su pertenencia y que forman parte en su diversidad también de la gran coalición justicialista de La Pampa. Al encuentro solo fueron sectores periféricos que tienen esa identidad nacional, lo que no afecta la unidad puertas adentro. De hecho, no se mencionó que participara el kirchnerismo domesticado de La Cámpora provincial.

La granada

Ahora, ¿qué hacía ahí Rauschenberger? Verna había hablado con el gobernador Rodríguez Saá quien lo había invitado al encuentro, pero el pampeano le dijo que no iba a asistir. En su lugar iría un representante, que no desentonara ni lo pegara al encuentro. Ese fue el diputado Rauschenberger.

Como ocurrió en San Luis, al encuentro de la calle Matheu tampoco fueron los gobernadores. Lo hizo el presidente del PJ pampeano, Rubén Marín. Si el kirchnerismo combativo fue a San Luis, Marín lo hizo donde siente su pertenencia. El dirigente es uno de los peronistas históricos y eso le da cierto grado de impunidad. En medio de la reunión tiró la granada. Infobae relató que allí "pidió la palabra Rubén Marín que se despachó con un fuerte reproche y enumeró todo lo que 'soportó' el PJ de su provincia, La Pampa, desde los intentos de intervención de 2011 a la soledad en la que, según él, dejan los demás gobernadores a Carlos Verna, el más opositor y duro con la administración de Macri". El PJ pampeano manda señales a un lado y al otro. Y se mantiene por ahora lo más lejos posible de los conflictos.

Dos noticias y el futuro

Los márgenes que tendrá la coalición del PJ en 2019 quedaron evidenciados con dos cortocircuitos que muestran algunas tensiones internas.

Una noticia que circuló durante la semana afirmó que dirigentes de la jorgista Compromiso Peronista no apoyarían la reelección de Verna. Enseguida, desde el vernismo se aclaró que el trascendido había salido de algunos dirigentes sin poder territorial y que son los que tienen posturas más extremas. Los intendentes de esa línea, aunque haya algunos que pidan más espacios y remolonearon algún respaldo en privado, están en sintonía con el gran acuerdo provincial. De hecho, aunque desconfían de la autonomía de Rauschenberger, en 2017 el diputado nacional fue de su sector.

El otro hecho fueron las declaraciones del ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, sobre Marín. El funcionario hace uso de la cuestión de los derechos humanos para sus intereses políticos, desvirtuando hechos ocurridos hace décadas para montar sus argumentaciones falaces. El ataque hacia Marín encendió a su tropa por haber salido de un ministro de Verna. Lo que más molestó es que no se le ponga freno en pos de sostener la paz interna. Otros afirman que esta fue una declaración más de una serie lanzadas en las últimas semanas que parecen abonar el terreno para que salte una vez más fuera del PJ para presentarse en 2019. Otros que intenta posicionarse dentro del justicialismo. Nadie sabe para donde dispara.

Los márgenes y la regla de hierro

Lo cierto es que no hay márgenes para los aventureros en el armado del PJ. Algún dirigente puede lanzar una piedra, pero el resto no se conmueve. Al Justicialismo, a Verna, no le sobra nada, como se observó en las elecciones de 2017 y la estrategia del desdoblamiento parece querer minimizar cualquier posibilidad opositora. Por eso muchos presionan para tener más espacios con algún amague de ruptura. Pero también es cierto que quienes quieran tener algún protagonismo, algún espacio de poder en 2019, deberán jugar debajo de Verna y con el PJ. El desdoblamiento, por ejemplo, pone contra las cuerdas a quienes quieran ir con otra lista, por ejemplo el massismo, porque no tendrán candidato a presidente que traccione.

El peronismo necesita a todos, pero todos necesitan al peronismo. Una regla de hierro que no deja lugar para disidentes o para jugar por fuera del PJ. Y "afuera hace frío", diría un viejo dirigente. O está Cambiemos.

 

 

 

 

 

Norberto Asquini

Columnista en InfoHuella

Te puede interesar

Te puede interesar