La conducción, el híbrido y los puristas

Opinión 25/04/2017
Las fuerzas políticas de La Pampa, como ocurre en todo el país, están afinando sus estrategias para las próximas elecciones.

Por Norberto G. Asquini
No es que el grueso de la población esté pendiente de estos movimientos, ni le cambiará su vida diaria lo que ocurra directamente con los representantes que salgan de esa votación, pero el mensaje de las urnas condicionará el escenario político y de cada gestión a futuro.

Son tiempos de estrategias. Quedan cincuenta días para presentar alianzas y sesenta para que se conozcan los precandidatos para las PASO del 13 de agosto. Definiciones que pasan por la conformación de coaliciones electorales y de cómo sortear las contradicciones políticas.

La fórmula que cierra
En el peronismo todo hacer parecer que se cerró un acuerdo viable. Con una conducción fuerte como la del gobernador Carlos Verna, se hizo más fácil una lista de unidad en un PJ que en su interior no deja de ser una coalición de líneas y agrupaciones en el gobierno.

Una de la leyes de la política es la que obliga a sumar fuerzas cuando viene una elección, indica Ignacio Zuleta, y ese fue el camino. Ahora se va a hilar más fino con la incorporación del kirchnerismo y el massismo.

Verna sobrevuela las contradicciones políticas porque lo ayuda el escenario provincial, donde la polaridad pasa entre el peronismo y el macrismo, y el kirchnerismo es hoy periférico. La figura de Verna logró imponer así un precandidato oficialista -más allá que se presente algún otro postulante- como es el diputado jorgista Ariel Rauschenberger. En una realidad política donde lo que cuentan son los personalismos a la hora de encabezar boletas, sobre todo en una votación legislativa, se apostó por un postulante con un perfil técnico y moderado. El peronismo privilegió así el sello PJ a un nombre o al capital político de su candidato. "Fue la fórmula que cerró por el perfil de Rauschenberger, no sé si es el candidato del consenso, pero sí es el de la unidad", indicó un dirigente consultado de primera línea. En esto, Verna repitió la fórmula que usó en los 90 Rubén Marín, dándole los cargos para el Congreso a otras líneas del PJ y evitar disputas estériles en sus filas.

Una fórmula híbrida
En la oposición la definición más importante, por su volumen electoral, es la que deben darse quienes a nivel nacional están alineados con Cambiemos. Esa es la otra gran coalición pampeana, la opositora al PJ, donde no solo hay varios partidos, sino líneas internas y posturas de dirigentes tanto en el radicalismo como en el macrismo.

La diferencia de la oposición con el peronismo es la falta de una conducción fuerte y la dispersión de sus integrantes. ¿Habrá una lista que aglutine a todos o dos distintas con la UCR y el PRO cada uno por su lado?

La UCR tomará una definición orgánica el sábado 6 de mayo en su convención, pero sus dirigentes ya comenzaron a consensuar con otras fuerzas, y hacia su interior, la conformación de Propuesta Frepam, una alianza provincial, con el PRO y sus aliados. Como en 2015, pero ahora es una elección nacional. De esta manera, desestiman el nombre Cambiemos y tratan de provincializar la campaña.

Hay varias razones para esa definición, según sea el consultado: es más práctico para cerrar filas hacia adentro del radicalismo donde no hay posturas encontradas; porque les resulta incómodo el sello Cambiemos frente a las críticas que hay al rumbo económico y a los desaciertos de gestión del macrismo y se podrían para pagar costos políticos; y finalmente, porque es integrar una alianza que a nivel nacional está encabezada por el PRO y la UCR se licuaría. Propuesta Frepam termina siendo un híbrido: no es Cambiemos en los papeles, pero sí en los hechos. Si el PRO no acepta, se seguiría la línea Frepam.

Los límites al macrismo
Francisco Torroba se presentará nuevamente para revalidar su lugar como principal referente de la oposición hacia 2019. Tiene sus resistencias al interior del radicalismo. De hecho, hubo una reunión entre referentes de Altolaguirre y de Marino con los de Mac Allister hace un mes y medio para proponer una boleta unificada, encabezada por un radical, para ganarle a Torroba. Desde el PRO dijeron que no.

Suena para enfrentarlo el diputado Martín Berhongaray. Dos listas radicales, o más, podrían presentarse en una primaria del Frepam. Si se conforma Cambiemos o Propuesta Frepam, seguramente la tendencia será a unificarse.

Una de las primeras charlas de los radicales en la búsqueda de consensos para volver a integrar Propuesta Frepam fue con su principal socio, el socialismo. En esa reunión los dirigentes del PS avisaron que el límite es una alianza con el macrismo, y que no se compartirá un frente electoral con el PRO. De ser así, se considerará que no habrá Frepam y se presentaría otra lista que represente una línea progresista, y suena el diputado Luis Solana como principal candidato. "Solana no gana, pero nos resta, porque suma radicales desencantados con el gobierno nacional si hay alianza con el PRO", indica un vocero radical.

Los puristas del macrismo
El macrismo, o Propuesta Federal en La Pampa, quiere ir bajo el nombre Cambiemos. "Nosotros vamos con la lista Cambiemos, en eso somos coherentes. El radicalismo anda dando vueltas, que un día sí, que otro no. Como dijo el Colo, si quieren venir, que se sumen. Cambiemos es la línea que identifica al gobierno nacional", afirmó un consultado cercano a Javier Mac Allister. Está en discusión si podrán utilizar ese sello en La Pampa si el radicalismo no integra el frente. Pero la definición es clara.

El macrismo ya definió que si hay alianza con el radicalismo, habrá una lista PRO. Es la defensa del purismo macrista que hoy se puede observar en provincias como Buenos Aires, aunque con realidades diferentes. El presidente Macri tendrá su candidato en La Pampa, y será amarillo. Descartan por ahora una lista unificada con el radicalismo, y ese parece ser su límite. "¿Por qué el candidato del PRO aceptaría ir tercero de Torroba? ¿O Torroba iría tercero del candidato del PRO?", analizan desde esa postura. El que suena para encabezarla es Martín Maquieyra, aunque las encuestas hoy no le son favorables. Algunos piensan que debería jugar Mac Allister, que es la carta fuerte. Darío Casado quiere enfrentarlo en las primarias, pero desde Nación le avisaron que el apoyo y los recursos del oficialismo se volcarán para el candidato que quiera el secretario de Deportes.

Hay una frase en la novela "La conjura de los necios" que indica que la vida "se puede recorrer por dos caminos: el bueno y el malo. Yo no creo eso. Yo más bien creo que son tres: el bueno, el malo y el que te dejan recorrer". Este último es el que está desandando la oposición pampeana en busca de una fórmula para encarar el 13 de agosto.

Norberto Asquini

Columnista en InfoHuella

Te puede interesar