Condenado por trata: Mujeres Radicales le piden a Verna que destituya a Rogers

Provinciales 29 de junio de 2017 Por
El Espacio de Mujeres Radicales le exigió a Verna destituir al intendente condenado por trata. “El silencio es complicidad”, le recordaron al gobernador pampeano.
vernaapert

Desde el Espacio de Mujeres Radicales  exigieron al gobernador Verna la destitución del intendente de Lonquimay Luis Rogers por haber sido condenado a cinco años de prisión e inhabilitación absoluta para ejercer cargos públicos como partícipe necesario del delito de trata de personas en el cabaret de su localidad.

“Las personas que habitamos esta provincia sabemos que quienes están a cargo del poder ejecutivo tienen como obligación ejecutar las leyes. En nuestro país el 26 de diciembre de 2012 fue promulgada la Ley 26.842 de PREVENCION Y SANCION DE LA TRATA DE PERSONAS Y ASISTENCIA A SUS VICTIMAS. Esta normativa establece que “se entiende por trata de personas el ofrecimiento, la captación, el traslado, la recepción o acogida de personas con fines de explotación, ya sea dentro del territorio nacional, como desde o hacia otros países. Según esta ley se entiende por explotación “cuando se promoviere, facilitare o comercializare la prostitución ajena o cualquier otra forma de oferta de servicios sexuales ajenos, cuando se obligare a una persona a realizar trabajos o servicios forzados”.


“Teniendo en cuenta lo establecido – continuó el Espacio de Mujeres Radicales  - nos preguntamos ¿cómo puede el Gobierno de la Provincia de La Pampa sostener un Intendente condenado por el crimen de trata de personas?”


Según expresaron desde la agrupación de la UCR, la condena a Rogers deja al descubierto al gobierno provincial: “Celebramos este fallo unánime que a nuestro entender tiene un doble sentido político: por un lado, nos demuestra a la sociedad pampeana -y en particular a la localidad del interior involucrada- que las connivencias políticas necesarias para cometer este tipo de delitos tendrá su justa sanción, pero además, deja al descubierto al gobierno provincial que ya nos tiene acostumbrados a mirar para otro lado especialmente cuando condenan a funcionarios del justicialismo”.

Además, expresaron que “la decisión de combatir a la trata de personas es política e institucional. No puede ni debe hacerlo solo el poder judicial. Necesita de la colaboración del poder ejecutivo y legislativo. Por eso nos preguntamos ¿Por qué el gobernador está inerte ante esta condena? ¿Qué hacen los organismos de derechos humanos y de defensa de los derechos de la mujer que aún no se han manifestado? ¿Por qué siguen sosteniendo lo insostenible?”

SILENCIO ES COMPLICIDAD

Por último, y en referencia a la libertad del represor Baraldini, quien hoy salió de la cárcel por obtener prisión domiciliaria, el Espacio de Mujeres Radicales expresaron que “como no queremos genocidas en las calles, como sociedad tampoco queremos tratantes de personas, menos aún funcionarios, garantes de la institucionalidad y de la integridad de los ciudadanos. Pero le recordamos al señor Gobernador: el silencio también es complicidad”.

Info Huella

Redacción - Email: [email protected]

Te puede interesar

Te puede interesar