Luis Alberto Cazanave

Columnista en InfoHuella

Que la polvareda no nos impida ver octubre

Cuando todavía no se ha disipado el humo de la metralla de la última contienda y los contendientes empiezan a revisar sus tropas o lo que quedó de ello, se siguen escuchando ruidos que en algunos casos serán latidos y en otros estertores. Los primeros tendrán que ver con la continuidad de lo que queda. Y los segundos, con la agonía del final.

La Pampa sigue siendo una isla

En épocas pasadas, solíamos decir los pampeanos, casi con orgullo, que “La Pampa era una isla”. En la década del 70, 80 y hasta 90, cuando en todo el país se veían conflictos económicos, sociales, que desbordaban, incluso la propia institucionalidad, nosotros, los pampeanos, nos parábamos sobre nuestro propio orgullo, y solíamos decir, hinchando el pecho, esto no ocurre en La Pampa: “La Pampa es una isla”.

2 de Abril: Malvinas fuimos todos

Hace 35 años sentí por primera vez la desazón de aquellas palabras que en cuarto grado la directora de la escuela nos había dicho con voz firme mientras hacíamos la promesa a la bandera: “Este Pabellón, al que ustedes le prometen fidelidad y respeto, no ha sido atado jamás al carro triunfal de ningún vencedor de la tierra”. Después de Malvinas, sentí que aquel paño glorioso había sido derrotado.

De piquetes y tranqueras

Desde hace tiempo en nuestro país hay una discusión que aún no ha sido saldada que marca la colisión de dos derechos indiscutibles.