La guerra mediática: el día en que Verna se viralizó

Opinión 15 de septiembre Por
Gobierno y campaña, ofensiva y defensa. Esta semana asistimos a la confrontación, ya sin tregua, entre la gestión del presidente Mauricio Macri y la del gobernador Carlos Verna.
vernatrab

 Y que tiene como horizonte cercano, ya que queda poco más de un mes, la elección legislativa del 22 de octubre, que va a marcar cual de los dos proyectos políticos en juego se impondrá en La Pampa.

La mediatización de ese conflicto político es la característica central del escenario actual. El debate entre Verna y el macrismo, entre el PJ y Cambiemos, se está dando, y se va a dar, a través de los medios de comunicación y sobre todo en las redes sociales. Ya sean temas de agenda, ya sean cuestiones de fondo. La elección del 22-O se está jugando en el terreno de lo simbólico. Y tras las primarias, ahora los dos discursos están más claros y definidos.

Verna y la política 2.0

Cualquier tema es terreno de disputa en esta campaña. Las rutas nacionales cortadas por las inundaciones hacen que Provincia reclame porqué no se hacen las obras, mientras Nación sostiene que se están haciendo los trabajos y muestra caminos habilitados. Verna subió la apuesta pidiendo que Nación autorice a la Provincia a realizar las obras en la ruta nacional 35 sobre el Bajo Giuliani que está a punto de quedar cortado por el agua. El jueves un audiovisual con el gobernador hablando a cámara, estratégicamente producido por el oficialismo, se viralizó en WhatsApp y las redes sociales. Los funcionarios provinciales hicieron mover los pulgares para compartirlo con quienes tenían en sus agendas. "Compartir es militar", es una frase utilizada en la política del Siglo XXI a un lado y al otro de la grieta para los cibermilitantes. El PJ se tuvo que aggiornar rápidamente a la política 2.0 después de la fallida administración de redes que se le observó en las primarias. Los votos se buscan en el territorio, pero también se pelean en el medio digital.

A la ofensiva, a la defensiva

Los temas que enfrentaron al gobierno del PJ con la gestión macrista se fueron sucediendo. El candidato de Cambiemos acusó a Provincia que se puede caer el llamado a licitación de la Obra de los Daneses si no se presenta la documentación, los funcionarios provinciales desmintieron todo con papeles en mano, y al día siguiente otro funcionario nacional respaldó la versión del postulante macrista afirmando que se tiene que actualizar el pedido.

La municipalidad de Santa Rosa firmó un convenio con Nación para realizar obras de mitigación de inundaciones en la ciudad, el gobierno provincial informó que ya se invirtieron 100 millones de pesos en obras similares en la capital pampeana. El gobierno provincial asume programas educativos o de salud que Nación cierra; Nación informa cuántos ATN recibió La Pampa en los últimos meses. Un tema tras otro.

Cuando se dice lo que no se dice

El caso más álgido de esta guerra mediática y que se expandió a todos los rincones de la provincia fue el de las declaraciones del gobernador Verna sobre el campo y el nivel de empleo agropecuario. El gobernador tuvo una frase, durante una entrevista, que se disparó en las redes sociales y que sería aclarada enseguida por Casa de Gobierno ya que se daba a una interpretación errónea. Todo es interpretación en política, no hay que olvidarlo, y menos en estos tiempos. El párrafo fue utilizado por el macrismo para atacar al mandatario en las redes y llegó a la batería de medios nacionales aliados al gobierno de Cambiemos. Esas palabras no pasaron desapercibidas porque es en la zona agropecuaria, el este de provincia, donde Cambiemos cosechó muchos de sus votos en las PASO.

El jueves, al día siguiente, Verna declaró a los medios que la frase había sido sacada de contexto. Para entonces, la disputa mediática estaba en su punto más alto. El ministro de Desarrollo Territorial había quedado en off side defendiendo lo que su jefe político no había querido decir -enseguida borró el tuit- y los ruralistas santarroseños, siempre opositores al PJ, criticaron al gobernador.

La vigencia o la novedad

¿Qué más se está jugando el 22-O además de tres diputados nacionales en disputa? El comportamiento electoral es un "embudo causal" donde intervienen muchos elementos que explican la motivación del voto. Y aunque no sea explícito, aunque sea una dimensión más de la discusión, lo que se está debatiendo también en esta elección y en los cruces entre ambas gestiones, es la vigencia del proyecto de La Pampa peronista o la novedad de Cambiemos. El agotamiento del primero o las deficiencias del segundo. Es en buena medida un debate sobre la eficiencia de ambas gestiones y sobre el gobierno futuro de la provincia. Qué proyecto se quiere a largo plazo.

Para el PJ el 22-O es el freno al deterioro social y económico del país y las consecuencias que depara para La Pampa. Para Cambiemos, ahora con un discurso nacional que crea expectativas en algunos sectores y que superó el librito de los partidos tradicionales, es la superación del estancamiento de un modelo provincial. Este conflicto entre dos gestiones, entre dos visiones de la política, es también el de dos proyectos políticos que se juegan en La Pampa. Como indica Jorge Asís, Cambiemos apuesta al argumento de dejar atrás el pasado K a nivel nacional, pero ese ataque al kirchnerismo encierra también su batalla contra todo el peronismo.  El macrismo no solo discute kirchnerismo, sino también el papel del peronismo y el rol del Estado, y en la provincia tiene su propio capítulo.

De ahí que la disputa electoral, y la mediática, tengan implicancias a futuro: el lado que se imponga en las urnas en octubre marcará cuál es el rumbo y el proyecto que se quiere para la provincia de cara a 2019.

 

Norberto Asquini

Columnista en InfoHuella

Te puede interesar