Carro Quemado: inauguran un Paseo para homenajear al Rey Mago del pueblo

Zonales 06 de enero de 2019 Por
Dicen que dicen que se llama Carlitos y que desde hace años es el Rey Mago del pueblo. Hoy, para homenajearlo y para que no detenga su gigantesco gesto, inauguraron un Paseo saludable para hacerle saber que no fue en vano eso de sembrar alegrías desinteresadamente en los niños de Carro Quemado cada 6 de enero.
reymagocarro

No es "el flaco" que reparte el diario, pese a tener canillitas delgadas; tampoco es Luz, aunque ande de noche; por último, tampoco es un Mito, pese a que su historia ha sido contada de boca en boca y ya tiene unas décadas. Para dar algunas pistas, podríamos resumir que como si fuese un mandamiento o decreto divino, hasta el pueblo más pequeño tiene un Carlos. En Carro Quemado, hay un Carlitos que, con el correr de los años, se le hizo costumbre eso de andar agazapado, casi desaparecido, sembrando sonrisas, hasta en la actualidad.

En tiempos donde hay gestos “solidarios” que se fabrican para la hinchada, o para el Facebook, es menester destacar que en la localidad oesteña de Carro Quemado, muuuuucho antes que nos atrapen las redes sociales, los niños del pueblo contaron con un Rey Mago, hermosamente desconocido.

Cuentan que no era Gaspar, Melchor, ni el Negro Baltazar. Quizá era los tres juntos, o mucho más que ellos. Sin melonear sobre su historia, el gesto de repartir juguetes los 6 de enero de forma anónima en Carro Quemado, fue marcando generaciones en los niños que creía en los Reyes Magos, en los que ya no creen, y en los que quieren seguir creyendo. Sin dudas, fue un fabricante de sonrisas, de magia, de fantasías.

Había veces que el regalo, que iba dejando casa por casa donde de antemano sabía que había niños, eran un puñado de caramelos. Mientras pasan los años, el gesto de este vecino no ha sido en vano. Hoy, la localidad de Carro Quemado inauguró el Paseo del Rey (Mago). No tiene nombre, porque la idea es dejar que la magia siga intacta.

Hace un tiempo atrás, de tanto sembrar alegrías en los niños cada 6 de enero, alguien se encargó de devolverle una de esas sonrisas, pero de las que quedan dibujadas y no las borra nada ni nadie: justo el Día de Reyes, nació Delfina, una de sus hijas.

Este domingo, el Municipio de Carro Quemado dejó inaugurado el Paseo del Rey, y allí quedó un encendido y merecido aplauso de agradecimiento de los presentes. Fue un aplauso de esos que también dibujan sonrisas interminables y necesarias, no solo para que siga siendo el Rey Mago del pueblo, sino para que nos contagie de ida y vuelta a lo largo y ancho del planeta.

Cristian Javier Acuña

Periodista - Director de InfoHuella