Es pampeana y, a los 16 años, escribió e ilustró su libro de poesía lunfarda

Zonales 17 de enero de 2019 Por
Parece que habla en color ocre sepia, con palabras “robadas” de algún tocadiscos que resiste en el tiempo. Es de Colonia Barón, profesora de piano y violín; tiene 23 años y ahora promociona "A la Piu Bella", su libro de poesía lunfarda que escribió e ilustró cuando tenía 16.
lunfardoo

En tiempos de youtuber y efímeros hits de estaciones, Evangelina Corredera tuvo una niñez de tangos y milongas en discos de vinilos en la casa de sus abuelos en Colonia Barón. Allí acunó su amor por la música y, tras curiosear las letras con desconocidas palabras que salían del tocadiscos, despuntó el arte de escribir.

“Desde los siete años junto a mis dos hermanos comenzamos a estudiar música. Escuchaba los tangos en discos y me fui interesando desde niña en las palabras en lunfardo. A los 15 y 16 años escribí textos en lunfardo que fui ilustrando con dibujos propios, pensando en algún día plasmarlos en un libro. Me contacté con gente que ha estudiado sobre el tema, indagué en diccionarios y busqué información en bibliotecas. Hace dos años, a los 21, lo pude editar, se llama "A la Piu Bella", de Editorial Dunken, y cuenta con el prólogo de Marcelo Olvieri, quien fue Director de la Academia Porteña de Lunfardo” 

-Teniendo en cuenta que las páginas de tu libro tienen textos, poesías y sonetos con términos en lunfardo, ¿quiénes son tus lectores?, consultó InfoHuella.

-La gente grande, en su mayoría; aunque también están los jóvenes que, por estudiar música, tango (baile), literatura o letras, se han interesado y han adquirido el libro. Quiero aclarar que el libro no tiene únicamente sonetos o poesías con palabras en lunfardo, sino que en cada página me encargué de poner el glosario con la explicación de esas palabras, sin necesidad de tener que ir hasta las últimas páginas del libro para saber el significado.

-¿Qué palabras en lunfardo usamos cotidianamente en la actualidad y desconocemos su significado?

-Hay muchas y, en la mayoría, no solo que desconocemos su significado o procedencia, sino que las empleamos mal. “Atorrante”, por ejemplo, es por una marca de caños que a mediados de 1800 estaban en Buenos Aires para hacer una obra de acueductos. Los grandes caños tenían la inscripción del propietario de la empresa, «A. Torrans», y allí vagabundeaban los niños. De allí salió “Atorrante”.

“Patovicas”, otro ejemplo, salió de la marca “Vicca”, de alimento balanceado para patos. La publicidad decía que alimentando a los patos con Vicca quedaban como sacando pecho. En la actualidad la usamos para identificar al personal de seguridad de los boliches.

Por último, la misma palabra lunfardo, viene de Lombardo, oriundos de Lombardía, norte de Italia. Se trataba de prestamistas que, cuando emigran a Argentina, aquí se desconfiaba de ellos, porque se los asociaba como chantas, por eso lunfardo significa robo, viene de Lombardo, que era un ladrón.

La mayoría de las palabras del lunfardo vienen de Italia que, mezcladas con el español, se las califica como “cocoliche”.

Después te encontrás con refranes o comparaciones que, en muchos casos, vienen de un chiste. Antes para hacer referencia a los pechos grandes de una mujer, se decía “Mirá esos Santos Dumont”, por el pionero de la aviación e inventor de los globos aerostáticos en Brasil.

poessll
Los dibujos de Evangelina Corredera que ilsutran su libro


-¿El libro fue presentado en La Pampa?

-Estuve viviendo cuatro años en Trenque Lauquen, Buenos Aires, y el libro lo presenté en Pelegrini. En La Pampa aún no. Acá lo estoy distribuyendo yo, promocionándolo en las redes sociales. Desde hace dos meses que estoy viviendo nuevamente en Santa Rosa y estoy viendo la posibilidad de presentarlo y difundirlo en mi provincia. No es un libro para que las nuevas generaciones hablen en términos en lunfardo, pero sí para que haya una conexión con otras generaciones cuando un abuelo, conocido o un vecino de la tercera edad nos dice algo con una palabra totalmente desconocida.

-¿Disfrutás cuando te relacionan con el lunfardo y te piden la explicación de alguna palabra?

-Si, es de mi agrado. A veces tengo que explicar algunas cosas. Me suelen decir: ¿por qué no hablás en lunfardo? Ahí tengo que aclarar que no es un idioma, es una jerga, por lo tanto, no tiene artículos, son palabras sueltas, adjetivos, sustantivos.

Cristian Javier Acuña

Periodista - Director de InfoHuella