Una abogada pampeana seleccionada para ir a la capital de los Derechos Humanos

Provinciales 15 de abril de 2019 Por
Ivana Barneix tiene 25 años, es abogada y está frente a una oportunidad única en su vida y su carrera: desarrollar una pasantía por tres meses en el equipo de trabajo del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), en San José de Costa Rica, capital internacional de los derechos humanos.
barnevana2

“Esto implica poder estar en contacto con la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y poder seguir aprendiendo en la materia para luego poder compartirlo, y motivar a otras personas a que se animen a vivir estas experiencias”, expresa la joven abogada.

Ivana cuenta que comenzó a comprender de qué se trataban los Derechos Humanos, para el 30° Aniversario del último Golpe de Estado en Argentina. Ella era una adolescente, pero recuerda que, en aquel acto, las docentes leyeron unas palabras y luego pasaron un video que contenía el fragmento donde las Madres de Plaza de Mayo, en pleno mundial de futbol de 1978, interpelan a un periodista holandés pidiéndole que visibilice la situación de terrorismo de Estado en Argentina. “Esa parte del video fue la que me hizo darme cuenta la desesperación de esas mujeres, lo difícil que debe ser que no sepas nada de algún familiar, y no poder reclamar al Estado porque es el mismo Estado el que comete el delito. Así que, yo diría que eso fue lo que me llevó a estudiar abogacía, para poder tener herramientas para proteger a los más desprotegidos”, asegura Ivana.

En su paso por la UNLPam, participó activamente de diferentes espacios de construcción y aprendizaje, como lo fue la Competencia Universitaria de Derechos Humanos, integrada por una etapa local y otra nacional. “Eso me marcó muchísimo, me encantó participar porque aprendí de mis compañeros/as y de los/as docentes que promueven la actividad, y nos ayudaban a preparar los casos y demás”. Además, actualmente integra la Secretaria del Observatorio de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la UNLPam, también participa activamente de la Asociación Pensamiento Penal (ONG que defiende DDHH de personas “en conflicto con la ley penal”) y su formación continúa cursando un Diplomado en Derecho Constitucional y Derechos Humanos.

“Con el tiempo fui aprendiendo que la defensa de los Derechos Humanos no son solo los procesos de Memoria, Verdad y Justicia, sino que es garantizar la obligación de los gobiernos de emprender ciertas acciones para proteger los Derechos Humanos, como el derecho a la libertad, a la no esclavitud, a la libertad de expresión, a la educación, al trabajo, entre otros. Este es un trabajo mucho más complejo y para el cual se necesita gran formación, trabajo en equipo, sinergia y diferentes conocimientos de la realidad”, destaca.

Actualmente está enfocada en esta oportunidad única en su vida, quiere poder realizarla para volver a La Pampa, aportar y compartir todo lo que aprendió. “El gran inconveniente, que no es ajeno a la situación actual de nuestro país y que nos toca a muchas personas, es que no cuento con los recursos necesarios para poder ir. La pasantía, como todas las que se realizan en la Corte o la Comisión, no es remunerada, como tampoco tengo cubierto ningún gasto, ya sea de pasajes, hospedaje o manutención”, se lamentó.

Ivana Barneix ha estado gestionando en diferentes espacios la posibilidad de becas y ayudas económicas para poder conseguir los recursos necesarios para cubrir los pasajes y la estadía en San José y presentarse el próximo 6 de mayo en el Cejil. Sin embargo, la posibilidad aún le resulta incierta. “Me ha escrito gente para aportar dinero, también he buscado en instituciones y eso es muy valioso para mí, porque soy muy consciente de las necesidades de la gente, y puede que ayudarme a mí en este momento resulte algo secundario, pero estoy segura de que cuando vuelva podré retribuirlo de diferentes maneras”, asegura.

“Realmente es un sueño para mi poder estar junto a otros profesionales, analizando las denuncias de víctimas de violaciones a derechos humanos de todo el continente, preparar el caso y presentarlo ante el organismo correspondiente. A su vez, voy a poder asistir a las audiencias en la CIDH y, de esta manera, experimentar todo el proceso de la máxima corte en la materia, es aprender de primera mano lo que es el sistema de Protección de Derechos Humanos más importante del mundo”, finaliza Ivana.

Info Huella

Redacción - Email: [email protected]