Victoriquense en el podio de las picadas legales: "la idea es concientizar a los jóvenes"

Deportes 08 de mayo de 2019 Por
La adrenalina que da la velocidad lo llevó a correr picadas clandestinas a orillas del pueblo. Ahora, con su Volkswagen Gol 1.6, compite en distintos puntos del país, siempre representando a Victorica y a La Pampa.
gabbsss

Gabriel Quezada nació en Victorica y en 2016 se fue a trabajar a Santa Rosa. Tiene 23 años y actualmente trabaja en Diarco, en el departamento de ventas. Cuenta a InfoHuella que hacía picadas en moto y en auto, a orillas del pueblo o sobre la ruta. Hoy es consciente del peligro que eso tenía, por eso quiere dejar un mensaje sobre la importancia de competir en autódromos y en carreras de picadas legales.

“Mi gran hobbie, mi gran pasión son las carreras de autos y motos; en el 2013 participé por primera vez de las Picadas de motos en el Autódromo de General Pico donde tenés que pagar (inscripción y seguro). Fue algo inexplicable lo vivido aquella vez”.

gabbss

LA LOCURA

Gabriel cuenta que en esa carrera arrancó toda su locura por las picadas, pero en carreras legales. “Ahí fue donde arrancó toda esta locura, hoy en día tengo un Volkswagen Gol 1.6 , con el cuál recorro  autódromos de distintas provincias: en Buenos Aires en autódromos de Pigüé, Bahía Blanca, 9 de Julio; en Río Negro he participado en el de General Roca y acá en La Pampa en el autódromo de Toay.  He obtenido muy buenos resultados”.

"VENGO DE VICTORICA"

“Cada vez que me estoy por inscribir – cuenta Gabriel a InfoHuella -  y pagar el seguro, lo primero que nombro para que anoten y no se olviden de dónde vengo, si bien vivo en Santa Rosa, lo primero que recalco es: "vengo de Victorica La Pampa”.

-¿Cómo son las carreras?

-Son legales. Este deporte se disputa en una recta, la cual puede ser de 201metros, 250, o 402. Hay distintas categorías, por segundos: 11 segundos, 10, 9, etc. Actualmente estoy participando de un Campeonato en 9 de Julio - Buenos Aires.

CONCIENTIZAR

Gabriel sostiene y remarca la importancia de las carreras clandestinas a las legales.

 “Además de disfrutar este deporte tan lindo la idea es concientizar a los jóvenes a realizar este deporte en autódromos y no en la calle o en la ruta, demostrar que se disfruta mucho más en un lugar exclusivo para esto, con semáforos, con ambulancia por si pasa algo; y lo impagable, el aliento de las personas que te están mirando y acompañando. Vivir esa adrenalina que da la velocidad, también se puede hacer en el lugar adecuado”, finaliza.

Info Huella

Redacción - Email: [email protected]