https://infohuella.com.ar https://infohuella.com.ar

Fuego en la cárcel: “Maclisto” Oviedo, el joven de Telén que murió la noche del infierno

Era uno de los doce jóvenes que murieron en la tragedia más grande en La Pampa. Tenía 23 años y estaba detenido sin condena, por el robo de un televisor.  

Zonales 27/07/2022 Por: Cristian Javier Acuña Por: Cristian Javier Acuña
macllestdd

El 27 de julio de 1991 – hace unos 31 años atrás- murieron doce personas en la Unidad 13 de Santa Rosa, hoy cárcel de mujeres. El periodista Juan Pablo Gavazza cubrió el hecho aquel sábado y año a año, recuerda que “murieron asfixiados doce jóvenes, pobres, inocentes y tan olvidados entonces como hoy”.

¿QUÉ PASÓ?

Los hechos ocurrieron en el pabellón 4 de la entonces cárcel de encausados (procesados). Se privilegió la “seguridad interna” a la vida humana. Los muertos eran todos procesados, y por delitos menores. Es decir: no había nadie con condena firme.

“Mi hermano se había puesto borracho con unos amigos y fueron a robar a la casa de una señora que frecuentaban, le robaron el televisor. Le dieron como tres años, pero por buen comportamiento, iba a salir en septiembre, pero en julio fue el incendio”, cuenta a InfoHuella Sonia Reinoso, hermana de Miguel Oscar Oviedo, el telenense que murió asfixiado.

carceldemm
La Unidad 13 de Santa Rosa, donde murieron asfixiados doce jóvenes el 27 de julio de 1991.

MACLISTO, EL CABALLO LOCO

Miguel Oscar Oviedo nació en Telén el 10 de julio de 1968, tenía 23 años cuando murió.  Algunos lo conocían como Maclisto, otros como El caballo loco. Era plaga, muy plaga. Deportista, le hacía a todo. Jugaba al básquet, al fútbol y le gustaba mucho pasar horas y horas en el frontón de la cancha de pelota paleta en el Club Telén.

“Él practicaba muchos deportes. Le gustaba mucho el básquet, el fútbol y, cuando vivíamos en el alto (hoy plazoleta) íbamos a jugar a la pelota paleta en el Club. Pero era plaga. Mi hijo Danilo es igual a Miguel”, cuenta Sonia.

Sonia recuerda que cuando Miguel iba a la Escuela N°9 en Telén, en más de una oportunidad se quedaba en los pinos de la plaza, para faltar a clase. “Pato Goycochea siempre me contaba que Miguel se escondía en los pinos de la plaza junto a Palito Trapaglia. Mi hermano era muy plaga”.

DE TELÉN A A SANTA ROSA

En Telén, trabajó en una verdulería. Los dueños eran de apellido Moreno. “Él se fue a Santa Rosa y en una oportunidad desde allá llamó a mi mamá, que estaba en cama luchando contra el cáncer, para decir que estaba bien, pero que no iba a volver por un tiempo, porque tenía pensado ir a Chile”.

Miguel Oviedo fue detenido por robar un televisor. Sonia recuerda que estaba a punto de cumplir la pena, cuando se incendió la cárcel. “Mi mamá muere en enero de ese año, y él no quiso venir, porque tenía que viajar custodiado. Tampoco quería que lo visitemos en la cárcel. Su novia, Sandra, era la que me contaba cómo estaba, y fue la que me llamó un 27 de julio como hoy para decirme que Miguel había muerto en el incendio”.

 

macllestddfd

Miguel Oscar Oviedo – Maclisto o Caballo loco, murió asfixiado en el incendio.

 ¿POR QUÉ EL FUEGO?

Desde Radio Kermés, Juan Pablo Gavazza recuerda que en los días previos al incendio algunos detenidos iniciaron una protesta porque no se permitían visitas. Hubo dos jornadas de tensión y conflicto. El director del penal, Mario Benéitez dijo entonces que había “un pequeño problemita, absolutamente controlable”. En esas horas los guardias -según comprobó la investigación judicial- golpearon a los presos de manera reiterada.

Eso exacerbó los ánimos y la protesta derivó en un clásico: para evitar nuevos apremios individuales, los detenidos de distintos pabellones pusieron contra las rejas de ingreso al pabellón, para protegerse de los guardias, colchones, frazadas y otros elementos.

El SPF llamó al juez federal de entonces, Jorge Bonvehí (después fiscal del Tribunal Oral Federal). Pero Su Señoría no quiso acudir hasta el pabellón. Dijo que atendería a un par de delegados, en las oficinas. Cuando sacaron del pabellón a los delegados Pedro Trinak y Víctor Montecino, los hicieron caminar entre dos largas filas de decenas de guardias. Cuando sintieron que los empezaban a golpear otra vez, se escuchó el grito: “¡Prendan fuego!”.

El fuego se prendió, y fue fatal. Ningún guardia estuvo preso, Bonvehí no tuvo que dar explicaciones y Montecino fue el que peor la pasó judicialmente, acusado por “instigación al incendio”.

macllestddf
En el centro, Miguel Oscar Oviedo, apodado Maclisto. 

LAS PUERTAS CERRADAS

Los presos murieron por responsabilidad de los guardias. Cuando prendieron fuego, las puertas no se abrieron pese a que el personal del SPF tenía la posibilidad de hacerlo: la pericia demostró que esas puertas no tenían alta temperatura y además abrían hacia el lado de afuera. La vida de los detenidos no importó. Se privilegió la llamada “seguridad interna”.

Las muertes se produjeron por asfixia, porque se utilizaban colchones de "goma espuma" elaborados con un material proclive a esa intoxicación en pocos minutos. Después de esa tragedia, se prohibió en las cárceles de todo el país utilizar ese tipo de material.

OVIEDO, ENTRE LOS DOCE JÓVENES

Perdieron la vida Héctor Nicolás Gómez, Julio Américo Ibáñez, Antonio Alfredo Mansilla, Ángel José Mazzina, Jorge Agustín Mercado, Miguel Oscar Oviedo, Juan Carlos Pacheco, José Oscar Quintín, Gustavo Alejandro Rasquin, Juan José Rodríguez, Santiago Luis Santillán y Alejandro Víctor Silva.

La Justicia Federal consideró probado que fueron responsables por los apremios ilegales previos a la tragedia los guardias Alfredo Alejandro Cardozo, Alejandro Miguel Ángel Trinak, Marcelo Fabián Violet, Luis Alberto Labraña, Fabián Carlos Adolfo Loliger, José Adán Rodrigo, José Ariel Bravo, Miguel Ángel Marino, Guillermo Pedro López, Carlos Alberto Suárez, Jorge Alberto Paz, Juan Domingo Segundo, Rubén Mario Gouts, José Luis Farías y Walter Darío García.

SIEMPRE PRESENTE

Como aquel 27 de julio, hoy también está nublado y llueve en Telén, donde Sonia recuerda a su hermano y su injusta muerte: “Hoy, como ayer, siempre te tengo presente en mi corazón hermano Miguel. Siempre te recordaré.   Hoy, a 31 años de tu terrible partida…  no merecías morir así, eso quedó en la nada. La muerte del pabellón trece quedó en el olvido, pero yo no me olvidaré y siempre te recordaré”.

Te puede interesar

Lo más visto

carromedallas

Carro Quemado cosechó medallas en los Evita

Redacción: InfoHuella
Deportes 07/08/2022

Empezaron los Juegos Pampeanos de la Integración, la competencia clasificatoria para los Juegos Evita.  Deportistas de Carro Quemado lograron el Oro, Plata y Bronce en tiro con arco.

Recibí el boletín de noticias