La Humada: una visita al puesto del Chileno Vázquez, un puestero que vale la pena conocer

Zonales 19 de enero de 2020 Por
Saca agua con la pelota de cuero. Tiene unos 72 años a cuesta y disfruta de pichar. En el comedor, arriba de un mueble, están los trofeos que ganó Mirta Rojas, su compañera, una chivera oesteña premiada hasta el cansancio en la Fiesta Nacional del Chivito en Malargue, Mendoza.
chelenddd

"Si un día viene y ve la camioneta y no hay gente, es porque ando pichando... entonces espéreme", dice. Las palabras son de El Chileno Vázquez, puestero de La Humada.

Su puesto está a unos 15 kilómetros de la localidad oesteña, camino hacia Chos Malal, donde el oeste se envuelve de más oeste.

"Y como yo me mando solo y no tengo patrones, venga cuando quiera, algo vamos a comer"

El Chileno Vázquez es de La Humada. Hijo de Ramón Vázquez y Damiana Tobio,  quiénes tuvieron 18 hijos.

chelendddd
El Chileno junto a Jesús Fernández y los trofeos que ganó Mirta con sus chivas en Mendoza. 

En su puesto, te encontrás con imágenes que en tiempos de celular, parece que no vas a ver más, como El Chileno junto a su hijo más chico, Branco, quien colabora en la tarea arcaica de sacar agua a caballo en la pelota de cuero, cuando enero pega fuerte escasea el agua.

Jesús Fernández, militante oesteño, caminante de puesto en puesto y comprometido con las problemáticas del amplio oeste, cuenta  a InfoHuella que “El Chileno es un paisano feliz con sus chivas, caballos, vacas, gallinas y patos.  “Pasa sus días pichando en su puesto y disfrutando y haciendo reír en cada juntada que se da la ocasión, tanto en el pueblo o en el campo. Sabe de sacrificios y de pérdidas grandes en su vida,  junto a su gran compañera, Doña Mirta Rojas, quien fue siempre la encargada de las chivas y de ganar todos los premios habidos y por haber en numerosas Fiestas del Chivo allá por Malargüe, evidencia de ello son la gran cantidad de trofeos que se pueden apreciar”. 

pelotacheleno
El Chileno Vázquez y el oficio de sacar agua con la pelota de cuero. 

LA SONRISA

Jesús describe al Chileno Vázquez como un sonriente payador. “Al Chileno no se le borra nunca su sonrisa, y su gran deseo es siempre alegrar a sus visitas. Habla siempre "Payando", y no tiene nada que envidiar a los payadores conocidos del país. Es un personaje de esos que uno quisiera tener siempre a su lado”. 

LAS HISTORIAS

Por último, Fernández sostiene a InfoHuella que el puestero oesteño es una persona de esas que hay que escuchar para aprender: “Conocedor de tiempos de antes, tiene historias hasta por los codos y siempre alguna de esas, se tejen o se unen a nosotros con algún recuerdo o lazos que sin ser invisibles terminan conectados a nuestra propia historia personal. Es cuestión de dejarse llevar y aprender escuchando”. 

Te puede interesar

Boletín de noticias



Te puede interesar