https://infohuella.com.ar https://infohuella.com.ar

"Si no te pensás, te piensan”, dice Lardone, la pampeana que forma parte  del Directorio del Conicet

Luz Marina Lardone es oriunda de Ingeniero Luiggi e integra ad honorem el Directorio del CONICET desde agosto de 2020. En diálogo con InfoHuella, destacó el tiempo de la deconstrucción, y  de que “cualquier actividad humana es política”. Además, insistió que “estamos ante un tiempo histórico que demanda y exige pasar de lo individual a lo colectivo, definitivamente”.

Provinciales 12 de abril de 2021 Por: Cristian Javier Acuña Por: Cristian Javier Acuña
marluzzlardone

Es clara: “hay que entender, ver el mundo, y habitarlo”.  Con esa premisa investigó y gestionó desde el INTA, incluso con una mirada latinoamericana. Luz Marina Lardone es del interior pampeano. Nació en Ingeniero Luiggi. Hace unos 24 años atrás, en 1997, se incorporó al INTA de El Pato, en Florencia Varela, para trabajar con mujeres productoras japonesas y grupos hortiflorícolas del gran Buenos Aires. Luego pasó al INTA de Castelar.  Siempre le fue buscando la vuelta a otros caminos. “Si no te pensás, te piensan”, manifiesta.  

Desarrolló experiencias colaborativas internacionales en el Centro de Investigaciones Agropecuarias de la Universidad de Costa Rica y en agosto de 2021, cumplirá un año como parte  del Directorio del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, en representación de los organismos de ciencia y tecnología de todas las provincias de nuestro país y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Hay que entender, ver el mundo, y habitarlo.

No estaba en sus planes, pero fue elegida por unanimidad. "Si hay un ámbito de políticas públicas, que además tiene su política partidaria de cada una de las provincias, es éste. Y llegar aquí, elegida por unanimidad, fue sorpresivo. Primero fueron las provincias del NOA (Noroeste Argentino); le siguió la región Patagónica de la cual formamos parte y luego el acompañamiento del resto. Con todo esto, es una responsabilidad llegar a este lugar y considerar las dinámicas de cada una de las provincias". sostiene.

AD HONOREM

“Estoy aprendiendo mucho, no sé si es recíproco, de lo que doy y lo que recibo. Creo que voy a estar en falta cuando me vaya, cuando termine el mandato (es de cuatro años). Entiendo – quizá desde una mirada subjetiva - que es un trabajo de puro compromiso social. Porque es ad honorem, porque tiene que ver con el placer de tener una responsabilidad con representatividad. Hay un ejercicio allí de ciudadanía súper interesante desde lo personal. Trato y trataré de llevarlo con la mayor altura posible”, cuenta Luz Marina Lardone.

LAS TEMÁTICAS

El Directorio que forma parte en la actualidad, es la máxima autoridad de gobierno del Conicet. Allí llegan distintas temáticas, muchas de ellas, tienen que ver, incluso, con el cambio cultural que estamos atravesando. “Por estos días, nos pasó de encontrarnos que, para acreditar la carrera científica de una persona, uno mira, entre otras cosas, las publicaciones que esa persona ha realizado, el famoso índice h. Como se conoce al sistema para la medición de la calidad profesional de científicos y científicas, en función de la cantidad de citas que han recibido los artículos de su autoría y es de acuerdo donde tu nombre aparece y, por eso, no es lo mismo primer que segundo autor. Allí se nos presentó una persona trans que está cambiando su identidad y, su anterior nombre, con el que elija ahora, no necesariamente tienen que coincidir las iniciales de su nuevo nombre. Recibimos en el Directorio que una persona se sentía discriminada porque, en primera instancia, no se respetaban su cambio de identidad. Pero lo que estaba en juego ahí, no era sólo su identidad sexual, era dar una respuesta a cómo corregíamos, por ejemplo, lo que indicaba el índice h. ¿Cómo se corrige algo que culturalmente no está establecido? Pongo este ejemplo porque en un Directorio, se suele discutir sobre becas, su distribución geográfica, presupuestos, convenios, etc. Pero el día a día también tiene esto. Se presentan demandas que son más de estos tiempos.

-  Años atrás usábamos la palabra construcción y la aplicábamos a ciudadanía, territorio, educación, etc. Hoy, a esa palabra, para esos mismos ámbitos, se suma la deconstrucción. ¿Cómo lo abordan desde el Conicet?

-Construcción y deconstrucción hoy son dos caras de una misma moneda. El proceso es inverso, en algunos casos. Son dos palabras fáciles de verbalizar, pero difícil de ponerle contenido, ya que implica además de un ejercicio propio, sumar a otras y otros. No se construye ni se deconstruye en soledad. Y ahí, cuando pasamos de lo individual a lo colectivo, es cuando tenemos mucho por hacer. Y, cuando hablamos de deconstrucción, aún estamos ante un mundo muy lineal: si vas para un lado, no vas para el otro. Y este mundo, sobre todo pospandemia o atravesado por la pandemia, ha cambiado algunas cosas, entre ellas la direccionalidad de los análisis y abordajes. Podemos ir desde un punto cero para arriba, o partir de un x número hacia el origen. Y esto no es excluyente. No es que podemos ser sólo lineales, progresivos y ascendentes. Nosotros y nostras podemos ir, volver y revisar, resignificar, volver a mirar y tratar de encontrar no solo nuevas miradas sino, como dijo Marcle Proust, tener ojos nuevos. Entonces, ese ejercicio, de desarmar, armar, construir y deconstruir, de ver las partes, de ver el todo, de ver la integralidad, de ver los sistemas, es una manera de habitar el mundo. Hay quienes se quedaron en entender la vida como el funcionamiento de un motor. Y hay quienes, además, se interpelan día a día esto de, desde dónde venimos y qué es lo que queremos. En términos de producción de conocimientos esto que estoy diciendo, más otros elementos, algunos de ellos que aún no conocemos, son necesarios. Yo digo que ya pasó el tiempo de los “o”, creo que estamos en el tiempo de los “y también”. No esto de blanco – negro, hombre - mujer, rico – pobre. Hay grises, hay tramas, además del blanco y negro hay otros colores. Por ello, situarnos en ese espacio de “y también”, de lo no excluyente. Trabajar el “y también”, es ir por el camino de lo inclusivo. Lo que era binario, lo que era dicotómico, lo que era excluyente, se definía por oposición: lo que no era una cosa era la otra. Y hoy tenemos que superar eso. Lo que quieras que implique más de una voluntad o más de un interés es también hablar de deconstrucción. Sin ir más lejos, el movimiento de las mujeres ha demostrado la importancia política del lenguaje. Empezar a revisar en esto de la deconstrucción que estamos deconstruyendo para construir otras cosas,  es poner atención en algo que en otros tiempos se decía únicamente como semántico.  El lenguaje es político, performativo. Nombra, define. Para mí, cualquier actividad humana es política. Después podemos ver a qué colores partidarios se acercan, pero es político. Me gusta esto de pensar cosas juntos y juntas.

Y cuando me dicen… ¿Qué es la ciencia? Bueno, para mí, primero, antes que nada, es en plural. No es singular, cartesiana, racionalista y neutral. Para mí hoy son las ciencias en plural y no tiene que ver con el método, donde se reconoce la subjetividad cuando se hace una contribución al conocimiento, tanto científico como tecnológico. Y, sobre todo, las ciencias, también son políticas.

En el Inta me preguntaba si era lo mismo trabajar con Agricultura familiar que con agricultura de precisión. Hay una decisión política ahí al optar por una u otra. La pregunta que nos podemos hacer es: ¿por qué optar entre una y otra? Y, la respuesta, tiene que venir de los territorios. No necesaria o exclusivamente de las instituciones. O, en todo caso, en conjunto: instituciones – territorios. Más allá de la coyuntura de la pandemia – que todo lo complejiza – creo que estamos ante un tiempo histórico lleno de desafíos. Que exige pasar de lo individual a lo colectivo, como sea. Lo ambiental va por ahí, el género va por ahí, lo político… ya no se puede elegir, hay una exigencia dando vueltas para que cada uno y cada una se sume colectivamente.

marluzzlardonn

En el Inta me preguntaba si era lo mismo trabajar con Agricultura familiar que con agricultura de precisión. Hay una decisión política ahí al optar por una u otra.

A propósito de esta posibilidad de poder leer en redes sociales o mirar en la tele a un científico diciendo que es un horror tomar cloro para curarte de COVID o dando pautas para advertir cuando una noticia es verídica o una fake news. ¿Hay un Conicet de científicas y científicos más palpable?, consultó InfoHuella.

- Acá hay que distinguir entre medios y fines y aquí es donde entiendo que está el está el punto a atender u observar. El hecho de que socialmente, más allá de las tecnologías que nos acercan a este mundo científico y tecnológico actual, durante largo tiempo estuvieron en un lugar de privilegio, de elite – entendido solo reservadas a unos pocos –. Tenía que ver con una concepción del mundo donde había un status explícito. De alguna manera, un ordenamiento social en cuanto a qué era legítimo saber y no saber y en consecuencia quiénes accedían y quiénes no. Porque ese conocimiento, necesario y positivo, dejaba de lado, por ejemplo, los saberes ancestrales. Ahí hay un cambio de paradigma en términos de humanidad. Y por qué lo pongo de ejemplo: esa funcionalidad fue alejando los actores del sistema científico, de los problemas que intentaban resolver.  En otro tiempo los laboratorios tendieron y parecieron quedar muy lejos de las demandas sociales. Ahora se visibiliza la otra pata del quehacer investigativo, esto de las ciencias investigativas tecnológicas como herramientas de transformación. Y a propósito de esto, si cabían dudas en algún momento de la necesidad de que las ciencias y las tecnologías tuvieran un lugar en las agendas públicas, la Argentina está poniendo marcos de referencia en el sentido de: se re jerarquiza el Ministerio de Ciencia y Tecnología, a la par del Ministerio de Salud que – en antes de 2019 (gestión de Mauricio Macri) habían sido degradados  ahora vuelven a tomar su lugar. Y, por si fuera poco, se refuerzan con la aprobación de la ley histórica de financiamiento de Ciencia y Tecnología. A su vez, hay un trabajo en todas las provincias argentinas, se está tratando de llenar de contenido con una mirada federal más real, donde desde la centralidad geopolítica de Buenos Aires se fijan pautas, pero también cada provincia define su agenda territorial en ciencia y tecnología. Es, sin dudas, otra manera de ponerle contenido federal a lo que se resume en un plan nacional de Ciencia y Tecnología hacia el 2030. Volviendo a la pregunta, el Conicet está más cerca de la gente porque también se toman decisiones políticas de gestión que hacen a un Conicet en el marco de las políticas definidas por el MINCyT que, además de proponer, da respuestas.

Fue nombrada por el Poder Ejecutivo Nacional, en representación – por unanimidad - de los organismos de ciencia y tecnología de todos los Gobiernos Provinciales y CABA.

Por un período de cuatro años y atento a la finalización del mandato del Dr. Tulio Abel Del Bono, se realizó la designación de la Dra. Luz Marina Lardone como miembro del Directorio del Conicet. La misma fue publicada en el Boletín Oficial el 19 de agosto de 2020, con las firmas del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, del Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, y del Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza.

Lardone, electa para el Directorio del Conicet en representación de los organismos de ciencia y tecnología de los Gobiernos Provinciales y CABA, es Doctora en Estudios de la Sociedad y la Cultura -especialidad producción de conocimientos científicos tecnológicos y relaciones de poder- y Magister Scientiae en Comunicación, ambos por la Universidad de Costa Rica; y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de La Plata. Es Directora General de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica del Gobierno de La Pampa y docente de la Universidad Nacional de La Pampa. Dirige y co-dirige trabajos de grado y de posgrado, y es autora de diversos artículos, publicaciones –libros y capítulos en libros- en temáticas asociadas a la producción y gestión de conocimientos y relaciones de poder, género, territorios digitales, etc. Es compiladora y editora de publicaciones sobre gestión del desarrollo desde una perspectiva integral, inter y transdisciplinaria. Ha realizado experiencias colaborativas internacionales en el Centro de Investigaciones Agropecuarias de la Universidad de Costa Rica; en el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura –IICA Costa Rica-; en la Red BIO de la FAO; y en la Red Global de Aprendizaje para el Desarrollo del Banco Mundial, entre otros.

Te puede interesar

zeleottoddbens

Ziliotto en la Legislatura: “un mensaje de un Gobierno que gestiona”, dijo Bensusán

Redacción: InfoHuella
Provinciales 05 de marzo de 2021

El ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Daniel Bensusán, consideró que el discurso del gobernador Sergio Ziliotto, durante el acto de apertura de un nuevo período de sesiones de la Legislatura Provincial, “fue un claro mensaje a la sociedad pampeana, mostrando que somos un Gobierno que gestiona, aún en tiempos tan complejos como la pandemia de COVID”.  

whattttaty

“Taty” Almeida participó de Conversatorio por la Memoria

Redacción: InfoHuella
Provinciales 12 de marzo de 2021

La integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, participó del “Conversatorio por la Memoria”, organizado por el Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos de La Pampa, con la colaboración de la Agrupación H.I.J.O.S. La Pampa.  

Lo más visto

WhatsApp Image 2021-05-06 at 15.41.08(1)

Tragedia en La Pampa: toda una familia murió por monóxido

Redacción: InfoHuella
Provinciales 06 de mayo de 2021

OCURRIÓ HOY EN LA CAPITAL PAMPEANA. Una familia entera, una pareja y cuatro niños, murió por un escape de monóxido de carbono en una casa donde vivían en la calle Alan Kardec, entre Corona Martínez y Gaich, del barrio Escalante de Santa Rosa. También murieron sus dos mascotas.

covvdererrffg

Covid en La Pampa: hoy fallecieron siete personas

Redacción: InfoHuella
Provinciales 03 de mayo de 2021

Desde el inicio de la pandemia, en la Provincia, se registraron un total de 28.579 casos positivos para COVID-19, de los cuales 3.119 permanecen activos, 390 han fallecido y 25.070  se han recuperado, 274 en el día de hoy.

Recibí el boletín de noticias