https://infohuella.com.ar https://infohuella.com.ar

La cuarentena en nuestras vidas: ¿Qué historia eliges contarte?

Cuando se trata de hablar de lo que nos pasa en nuestras vidas, solemos escuchar frases muy variadas: “La realidad es una sola”, o bien, “Hay tantas formas de ver el tema como personas en el mundo”. Lo que pocas veces tenemos en cuenta es cómo impacta en nuestras vidas, la historia que nos contamos.

Opinión 10 de abril de 2020 Sabrina Alcaraz Sabrina Alcaraz
WhatsApp Image 2020-04-09 at 22.56.04

Por: Lic. Sabrina Alcaraz (*) / RRHH

El escenario actual es totalmente nuevo para todas las personas y lógicamente no tenemos experiencia en cómo se vive el aislamiento, o se combate una pandemia. Nuestra mente pasa por distintos estados a lo largo de un mismo día y las emociones nos invaden. Es probable que ansiedad, miedo y obsesión sean algunas de ellas. Sobretodo si estamos constantemente leyendo información sobre el virus, hablando del mismo tema e imaginando miles de escenarios drásticos en nuestra cabeza. Así se arma la historia que nos contamos. Se nutre de todo lo que leemos, pensamos, sentimos y cómo nos relacionamos.

A través de múltiples especialistas, la Neurociencia nos ha enseñado cómo le gusta rumiar a nuestra mente, esto es, quedarse estancada pensando una y otra vez el mismo tema. Como si revolviéramos una sopa sin parar. La ansiedad y el miedo son grandes amigos de la mente rumiante y les encantan las historias sobre cosas en las que no tenemos control, potencialmente dañinas y donde todo termina mal. Si no nos damos cuenta, podemos pasarnos horas rumiando un tema, repitiendo la historia una y otra vez. ¿Cómo se imaginan su vida si tuvieran que ver la película más triste que hayan visto, sin parar, todo el día?

Y si, este escenario es triste y desafiante; para muchas familias es un punto de quiebre y pone en riesgo la salud de quienes amamos. Pero esta es la parte de la historia sobre la que no tenemos control. Hay otra parte sobre la que sí podemos hacer cosas y comenzar a contarnos otra historia sobre esta realidad.

El punto de partida es recordar que podemos sentir más de una emoción a la vez, o pensar de distintas maneras sobre un mismo tema. Me siento bien y me siento mal pueden coexistir. Estar agradecida y a la vez frustrada. Cansado y emocionado. El amor y el enojo. El dolor y la risa. Son todas emociones y sensaciones que podemos sentir frente a una misma situación. Lo que podemos elegir es sobre cuál ponemos el foco. Esto no quiere decir negar lo que no nos gusta y hacer de cuenta que nada pasa. Quiere decir hacer uso del poder que tenemos de elegir nuestra historia y que no elijan la ansiedad y el miedo por nosotros.

¿Qué podemos hacer para elegir nuestra historia?

•        Tener una actitud más optimista. No se trata de ser “positivo” en este escenario, y decir que todo está bien aun cuando no lo esté. El optimismo por el contrario, es la creencia profunda de que todo va a estar bien. Que pasaremos este momento y lograremos nuevamente estar bien. Quizás no como antes, pero bien. Para fortalecer nuestro optimismo un buen ejercicio es recordar algún otro momento de nuestras vidas que haya sido muy duro. Todos tenemos en nuestro recorrido algún momento donde pasaron cosas malas, pero pudimos seguir adelante. En esas historias se esconden nuestras fortalezas, las personas que más valoramos y aquellas habilidades que nos ayudaron a salir adelante.

•        Enfocate en el momento presente. La ansiedad y el miedo se alimentan de fantasías sobre un futuro malo, donde solo pasan cosas negativas. Viven del futuro y del pasado. No hay nada que debilite más la ansiedad y el miedo que una mente que vive el presente. Si estas cocinando, conéctate con tus sentidos, los olores de esa comida, los ruidos del agua hirviendo. Si estás con tu familia, deja el celular y vive ese momento. Mirate a los ojos con esas personas tan importantes para vos. Si esas personas están lejos, conéctate por las redes. El aislamiento es presencial, no virtual. Y que ese momento sea únicamente para ellos.

       Menos información, es más calidad de vida. Si estamos constantemente mirando estadísticas, escuchando todo el día información sobre el virus y sus consecuencias a lo largo del mundo, es poco probable que logremos sentirnos menos estresados. El contexto no va a cambiar, ni para bien ni para mal, porque estemos llenándonos de noticias todo el día. Lo que SI puede cambiar, es cómo te sentís. Te sugiero que elijas dos momentos del día para acceder a todas las novedades sobre el tema, que elijas dos o tres fuentes certeras y confiables, y una vez que termine ese momento puedas continuar con tu rutina.

•        Agradece. Cada mañana y cada noche, comienza y termina el día agradeciendo tres cosas en tu vida. La gratitud es el acto de reconocer algo en tu vida. Para una buena historia en tu vida, nada mejor que tener presente aquellas personas y cosas que hacen tu vida más linda. Si haces esto a diario, te darás cuenta qué importantes son esas pequeñas cosas que damos por sentado en nuestras vidas.

Ojalá estas palabras te ayuden para que al final de cada día, puedas elegir TU historia. Seguramente no serán siempre historias felices, pero serán las que mejor hablen de vos. Esas que cuenten cómo has llorado, cómo has sentido ansiedad y miedo. Pero también contarán cómo luchaste, cómo sonreíste, cómo abrazaste y te volviste a levantar.

(*) Lic. Relaciones del Trabajo RRHH / Fundadora de Humanly Consultoría 

Te puede interesar

lacampporacarta

Peronismo, cárcel y amistad: Cámpora y el gobernador pampeano

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 13 de diciembre de 2020

El primer gobernador de La Pampa, Salvador Ananía, y su ministro de Acción Social, Rodolfo Desperbasques, tuvieron mucho en común con el que fue presidente en 1973, Héctor Cámpora. Los tres eran de Buenos Aires, fueron compañeros de estudio en Odontología en Córdoba, dirigentes del primer peronismo y terminaron presos cuando cayó el gobierno de Juan Domingo Perón. Aún se conserva la carta que en 1973, cuando asumió Cámpora, le envió a Ananía en agradecimiento por su saludo.

padreeeasq

José Grigione: el cura albañil de Pico al que le pusieron una bomba    

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 08 de noviembre de 2020

El sacerdote José Grigione fue un religioso de General Pico con una impronta popular que construyó una escuela primaria y ayudó a hacer varias casas en uno de los barrios más postergados durante la década del 60. Comprometido con causas sociales, siguió su tarea en Neuquén junto al obispo Jaime De Nevares, y en los años de la dictadura militar llegaron a ponerle una bomba en su parroquia.

WhatsApp Image 2020-11-16 at 08.24.04

Balancear o hacer malabarismos

Sabrina Alcaraz
Opinión 16 de noviembre de 2020

El Bambú es un árbol de esos maravillosos tanto por fuera, como por dentro. Cuando se siembra demora siete años hasta que comienza su crecimiento, veloz y tenazmente, dando lugar a un tronco lo suficientemente fuerte para sostenerlo y flexible para no romperse. Esos siete años desarrolla un complejo sistema de raíces que le dará el sostén suficiente. Es que el bambú crece muy alto pudiendo llegar a medir entre 25 y 30 metros, lo que lo expone a vientos, lluvias y calores extremos. Este árbol desarrolla en su tronco y hojas los recursos necesarios para doblarse ante los vientos pero no quebrarse.

mentesabrr

Las reglas que no están escritas

Sabrina Alcaraz
Opinión 11 de diciembre de 2020

“Cuando entré por primera vez me explicaron cómo se trabajaba ahí, los horarios que debía cumplir, mi espacio y equipo. Pronto comprendí que era mucho más lo que no me habían contado y que las reglas del lugar eran poderosas y silenciosas.” Cuando Julia me contó su primera experiencia en aquella empresa sabía claramente a lo que se refería y el impacto que tiene en las personas todo lo que “se dice” sin hablar en una organización, equipo y hasta en las mismas familias.

Lo más visto

algarrobopuestos001

Algarrobo del Águila: el saludo navideño, puesto por puesto

Redacción: InfoHuella
Zonales 24 de diciembre de 2020

El ejido municipal es inmenso y, recorrerlo de norte a sur, de este a oeste, lleva días. Oscar Gatica, intendente de Algarrobo del Águila, hace casi una década que llega a los puesteros con el saludo de Feliz Navidad y de Próspero Año Nuevo.

"El Zorro perdió el Invicto" | Jorge Alberto Soccodato

La leyenda de El Zorro: el dueño del caballo niega que Ramos le haya sacado el invicto

Redacción: InfoHuella
Provinciales 26 de diciembre de 2020

Una nota publicada en Infobae sostiene que dominó durante 23 años las jineteadas. Llegó a convocar a 25.000 personas en una doma, se retiró invicto y su nombre y el de Cascallares recorrieron el país. Ni siquiera la muerte pudo domarlo: a dos décadas de su desaparición todavía hay fanáticos que visitan el lugar donde se hallan sus restos y hace unos meses su película fue subida a YouTube. Omar Passarotti, su dueño e inseparable compañero, cuenta las anécdotas más increíbles.

alfredorammoss

“Al Zorro lo anduve dos veces”, dice Alfredo Ramos

Redacción: InfoHuella
Zonales 27 de diciembre de 2020

El jinete pampeano contó que le sacó el invicto en 1990 y, dos años después, lo volvió a andar. “El caballo de la historia de las jineteadas perdió el invicto en La Pampa y con un jinete pampeano”.

Recibí el boletín de noticias