https://infohuella.com.ar https://infohuella.com.ar

En el medio está la grandeza

¿Cuántas películas has visto donde hay un héroe con súper poderes que salva a toda una ciudad, tiene fuerza e inteligencia y todo le sale bien?

Opinión 12 de julio de 2020 Sabrina Alcaraz Sabrina Alcaraz
alcarazzcolmm

Por: Lic. Sabrina Alcaraz (*) / RRHH


Seguramente has visto varias también donde las personas se enamoran y  viven vidas felices para siempre, por supuesto después de haber pasado alguna crisis, cruzar todo un pueblo en bicicleta o renunciar a algún proyecto importante en su vida porque encontraron el “verdadero amor”. Y así se repite con todo, la vida en familia, las relaciones laborales, las amistades… incluso la relación con uno/a mismo/a se ven envueltos en esta dicotomía: blanco-negro, todo-nada, siempre-nunca. 

Si nos volviéramos expertos/as en descubrir y valorar los distintos matices de la vida, estaríamos más cerca de descubrir dónde se encuentra el secreto de la plenitud y la felicidad.
            La Psicología Cognitivo Conductual nos dice que la polarización en la forma de ver la vida es una forma de distorsión cognitiva, que nos lleva a etiquetar los eventos de maneras polares, más allá de su contenido. La debilidad de esta forma de evaluar nuestra vida es que tendemos a catalogar a las personas o situaciones (bueno/malo- lindo/feo, etc) y quedamos estancados/as en esa mirada, lo que nos genera emociones extremas de agrado o desagrado. Una vez que pusimos la etiqueta, nos cuesta mucho abrirnos a la posibilidad de cambiarla.

            En mi experiencia profesional he visto cómo este enfoque impacta a las personas: ansiedad, tristeza y sensación de que nada es suficiente o al revés, que todo los supera. Cuando esperamos de la vida solo cosas buenas o solo cosas malas, perdemos de vista la enorme riqueza que se esconde en el medio, en el equilibrio, en los caminos y en las transiciones. Hablando con una persona hace unos días, su padre había fallecido de Covid-19, me confesó que se sentía muy culpable porque si bien estaba triste por la pérdida de su padre, muchas veces se encontraba riendo junto a sus hijos mientras jugaba. En su mente polar la idea de estar triste, pero poder también reír no era una opción. Así emergía la culpa. Sin embargo, una mirada más realista y humana nos recuerda que somos seres complejos con la capacidad de sentir más de una emoción a la vez e incluso de regular nuestras emociones de forma que nuestra vida sea más parecida a un equilibrio que a un subi-baja.

 Podemos estar tristes, y reírnos a la vez. Esa risa no anula el dolor que tenemos, viene a sumarse al complejo menú de emociones que podemos vivir en un mismo día en distintas situaciones. 
                En las relaciones laborales muchas veces encontramos el mismo patrón: “Es que mi jefe no sabe nada”, “Este trabajo es una porquería”, “Mi equipo de trabajo es un desastre”, “Vos tenes suerte, te toco un trabajo re copado”, “Lo que pasa es que tu trabajo te demanda creatividad”, “La gente de tu trabajo es toda copada”. Estas y frases parecidas son mencionadas a diario en conversaciones sobre nuestros trabajos, con perspectivas de todo o nada que muchas veces nos dejan ese sabor a poco o incompleto. Esto nos pasa justamente porque la experiencia humana está llena de matices, preguntas, opiniones e incluso silencios que no se explican con la etiqueta de lindo o feo. Nuestros trabajos probablemente tengan cosas positivas y negativas, las personas que trabajan conmigo pueden ser algunas más copadas que otras y los desafíos profesionales muchas veces vienen de la mano de situaciones negativas que uno puede querer resolver o modificar.

Pero el poder para ver todo el abanico de emociones, perspectivas y oportunidades de una situación requiere conversaciones más profundas, con más tiempo y menos distracciones. Las miradas extremistas no sobreviven a una buena conversación con alguien que nos escuche de verdad. La autorreflexión también es una gran herramienta. Puede ayudarnos hacernos estas preguntas: ¿Qué tiene de bueno esta situación? ¿Qué tiene de malo? ¿Qué oportunidades hay para mí acá? ¿Qué debilidades y fortalezas mías salen a la luz en este momento?
                                En nuestros vínculos solemos caer en la misma distorsión: parejas que se aman o se odian. Amigas/os que “son lo más o no merecen que les hablemos”. Familias que buscan en el perfeccionismo la confirmación de su amor, o familias que no pueden tolerar un error porque se caen a pedazos. Nuevamente la mirada polar nos limita, nos pone en una caja donde solo se permiten dos variables: todo o nada. Muchos niños, niñas y adolescentes crecen en este tipo de perspectiva sobre la vida, que sumado a la vida “perfecta” que se impone en las redes sociales tiene consecuencias como depresión, ansiedad y sensación de constante malestar.

                ¿Podemos movernos hacia el equilibrio? Puede ayudar el recordar que la felicidad no es una meta, sino la forma en que transitamos el camino. Las personas tenemos una capacidad ilimitada de crear, imaginar y resolver las situaciones de la vida y relacionarnos con otras personas. El único límite a esa capacidad puede venir de nuestro interior, dejarnos llevar por los extremos y perdernos la diversidad que hay en el medio.  Una familia que se ríe y juega, pero un día discuten y encuentran en la risa la forma de resolver ese conflicto. Una pareja que lleva muchos años juntos/as y a través de conversaciones honestas, dejando de lado las etiquetas, pueden reencontrarse y comprenderse. Amigos/as que un día nos decepcionan, pueden abrirnos la puerta a conocernos mejor y tener una amistad más profunda y honesta entre todos, en vez de ser motivo de separación.

Lo que no nos muestran en el cine es el detalle que hace que el héroe tenga fuerza, que un amor sea fuerte o que una aventura valga la pena. La grandeza de esas historias está en los detalles, en ese café de la mañana que preparas con amor, en esa sonrisa que le regalas a tu familia deseándoles un buen día, en esos abrazos que nos damos que duran un rato, en el tiempo que compartimos y en cómo nos cuidamos cuando nos pasa algo. La vida está lejos de ser blanca o negra, todo o nada… está más cerca tener el color que vos quieras darle en cada pequeño gesto o detalle que hace que la vida sea grandiosa y colorida.

(*) Lic. Relaciones del Trabajo RRHH / Fundadora de Humanly Consultoría 

Te puede interesar

lacampporacarta

Peronismo, cárcel y amistad: Cámpora y el gobernador pampeano

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 13 de diciembre de 2020

El primer gobernador de La Pampa, Salvador Ananía, y su ministro de Acción Social, Rodolfo Desperbasques, tuvieron mucho en común con el que fue presidente en 1973, Héctor Cámpora. Los tres eran de Buenos Aires, fueron compañeros de estudio en Odontología en Córdoba, dirigentes del primer peronismo y terminaron presos cuando cayó el gobierno de Juan Domingo Perón. Aún se conserva la carta que en 1973, cuando asumió Cámpora, le envió a Ananía en agradecimiento por su saludo.

andreottasq

Andreotti, los recuerdos a 44 años de su desaparición

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 25 de octubre de 2020

Se cumple este domingo 44 años de la desaparición del santarroseño Juan Carlos Andreotti. En 2018, el Tribunal Oral Federal 6 condenó a prisión perpetua al genocida Miguel Etchecolatz y al ex jefe del Área Militar 112, Federico Antonio Minicucci a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad contra 125 mujeres y hombres en los centros clandestinos Puente 12 y la Comisaría 1 de Monte Grande. Uno de los hechos juzgados fue el de Andreotti. 

urnaaadfd

Con PASO o sin PASO: la política pampeana en la era del desconcierto

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 16 de diciembre de 2020

El 2021 se acerca, pero la política, la de los movimientos preelectorales está por el momento congelada. La pandemia y la economía han suspendido cualquier definición. Y además falta saber: ¿habrá o no PASO? Qué es lo que están analizando hoy las y los dirigentes de La Pampa.

columna 1

La nueva grieta pampeana: “protectores” y “libertarios”

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 16 de noviembre de 2020

  La extensa emergencia sanitaria por la pandemia cansa y agota, y llevó en los últimos días a activar una nueva (que no es nueva) grieta: los “protectores”, quienes quieren mantener una provincia en la que el coronavirus parece domado; y los “libertarios”, aquellos que piden por más ingresos a la provincia, además de un heterogéneo abanico de reclamos. Detrás de las posturas legítimas de esta segunda posición, aflora la politización de un tema y la polarización política entre el peronismo y la oposición.

bustr

El día que Morisoli y Bustriazo fueron presos juntos

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 02 de noviembre de 2020

Dos de los principales poetas pampeanos, Edgar Morisoli y Juan Carlos Bustriazo Ortiz, realizaron un camino paralelo y cercano en las letras. Desde 1957 en la Joven Poesía Pampeana y después en distintos grupos culturales.

concejales 1

Concejos agitados: la disputa puertas adentro en cada pueblo

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 20 de octubre de 2020

Santa Isabel, Quehué, Uriburu, Anguil, Toay, Quemú Quemú, por nombrar algunas localidades, tienen algo en común: Concejos Deliberantes, o concejales y concejalas, que desafían a los intendentes. En otros, las diferencias en los mismos bloques están instaladas, pero quedan puertas adentro. CD que son casi un reflejo de la serie Borgen en plena Pampa.

Lo más visto

algarrobopuestos001

Algarrobo del Águila: el saludo navideño, puesto por puesto

Redacción: InfoHuella
Zonales 24 de diciembre de 2020

El ejido municipal es inmenso y, recorrerlo de norte a sur, de este a oeste, lleva días. Oscar Gatica, intendente de Algarrobo del Águila, hace casi una década que llega a los puesteros con el saludo de Feliz Navidad y de Próspero Año Nuevo.

"El Zorro perdió el Invicto" | Jorge Alberto Soccodato

La leyenda de El Zorro: el dueño del caballo niega que Ramos le haya sacado el invicto

Redacción: InfoHuella
Provinciales 26 de diciembre de 2020

Una nota publicada en Infobae sostiene que dominó durante 23 años las jineteadas. Llegó a convocar a 25.000 personas en una doma, se retiró invicto y su nombre y el de Cascallares recorrieron el país. Ni siquiera la muerte pudo domarlo: a dos décadas de su desaparición todavía hay fanáticos que visitan el lugar donde se hallan sus restos y hace unos meses su película fue subida a YouTube. Omar Passarotti, su dueño e inseparable compañero, cuenta las anécdotas más increíbles.

alfredorammoss

“Al Zorro lo anduve dos veces”, dice Alfredo Ramos

Redacción: InfoHuella
Zonales 27 de diciembre de 2020

El jinete pampeano contó que le sacó el invicto en 1990 y, dos años después, lo volvió a andar. “El caballo de la historia de las jineteadas perdió el invicto en La Pampa y con un jinete pampeano”.

Recibí el boletín de noticias