https://infohuella.com.ar https://infohuella.com.ar

El sesgo de negatividad en los espacios de trabajo

Era una hermosa mañana de sol, Pablo salió para su oficina igual que venía haciendo los últimos tres años. Disfrutaba el camino y un clima que no estaba ni tan frío ni tan caluroso. Cuando llegó a su oficina se dirigió a su escritorio y fue saludando a sus compañeros/as.

Opinión 14 de marzo de 2021 Sabrina Alcaraz Sabrina Alcaraz
WhatsApp Image 2021-03-13 at 20.42.11

Por Sabrina Alcaraz / Lic. en Relaciones del Trabajo/ Fundadora de Human Up, consultora especializada en desarrollo organizacional y de personas.


Algo le llamó la atención, el equipo de supervisión estaba reunido desde temprano y nadie sabía bien por qué. De golpe sintió un nudo en la panza y una creciente sospecha de “algo seguro saldría mal”. Esa mañana le costó muchísimo concentrarse, muchísimas ideas pasaban por su cabeza sobre posibles escenarios: ¿Lo despedirían? ¿Lo cambiarían de puesto? ¿Cerrarían la empresa? Hacia el mediodía su Jefa lo llamó para un reunión, Pablo estaba decidido a decirle todo lo que pensaba y dejarle claro que él siempre había dado lo mejor de sí mismo. Su jefa le preguntó cómo estaba y cómo se sentía trabajando allí, a lo cual Pablo respondió con monosílabos y un tono muy serio. Luego su jefa la contó que un nuevo cliente estaba interesado en los servicios que ellos ofrecían y que entre el equipo de supervisión habían decidido que Pablo sería la persona ideal para llevar esa cuenta, dado su compromiso y creatividad. Le contó también que habían demorado en tomar la decisión porque el cliente estaba en otra ciudad y requería viajar a visitarlo mensualmente. Mientras ella hablaba, Pablo sólo quería llorar…había enfrentado su peor mañana conviviendo con su sesgo de negatividad y estaba aprendiendo una gran lección.

El sesgo de negatividad es un fenómeno psicológico que nos afecta a todas las personas, por el cual no sólo tendemos a enfocarnos más en los estímulos negativos sino que también elegimos quedarnos rumiando en ellos por mucho tiempo. También es conocido como la asimetría entre nuestra percepción de lo positivo- negativo en la información que recibimos a diario.
Este fenómeno explica por qué las palabras o hechos negativos nos afectan e influyen mucho más que las positivas. El sesgo de negatividad puede afectarnos en:

  • Recordar experiencias traumáticas mucho mejor que las positivas.
  • Fijarnos más en críticas recibidas que en halagos.
  • Reaccionar de manera muy negativa a estímulos negativos.
  • Rumiar sobre estímulos negativos recibidos y no tener en cuenta los positivos.

En los espacios de trabajo este sesgo impacta directamente en nuestra creatividad, predisposición al trabajo colaborativo, flexibilidad a los cambios y la capacidad de generar un buen clima. Cuando un estímulo negativo es interpretado en nuestro cerebro como una amenaza, éste reacciona para atacar o huir. Al igual que nuestros antepasados salvaban su vida si lograban reaccionar a tiempo al ataque de un animal salvaje, nuestro cerebro actual intenta salvarnos de los posibles ataques en nuestros trabajos.

Una reunión a la que no nos convocaron, una mirada “extraña” de nuestro jefe/a, una crítica constructiva o un simple rumor de pasillo sin fundamentos, puede activar nuestras alarmas de peligro y abrirle la puerta a nuestro sesgo negativo que insistirá en contarnos la versión más negativa posible de lo que podría estar pasando.
Ejemplos de sesgos negativos:

  • Recibimos feedback de nuestro trabajo del último año, donde nos enumeran varias situaciones donde consideran que resolvimos muy bien nuestro trabajo. Hacia el final nos indican dos puntos de mejora para el año siguiente. Salimos de esa reunión y solo podemos pensar en los dos puntos negativos, intentamos justificar porque hicimos lo que hicimos, negamos ser así o simplemente nos castigamos por no estar a la altura de la expectativa. Pero no podemos recordar ninguno de los puntos positivos que nos mencionaron al comienzo de la reunión.
  • Un compañero de trabajo hace una reunión en su casa y están invitadas varias personas de la organización, pero vos no. Te quedas rumiando toda la noche sobre el mal clima laboral, el poco compañerismo de todo el equipo y sobre todo lo que dejarías de hacer para que se den cuenta de lo valioso/a que sos. Pero perdés de vista que eres una persona más de las que no fueron invitadas y que no eres tan cercano al compañero que organiza la cena.
  • Lideras un equipo de trabajo y en una reunión de planificación, notás que una de las personas del equipo mira al piso todo el tiempo y no aporta ninguna idea. Asumís que está enojado/a y que ya no está comprometido/a con la organización. Rumias sobre la profunda conversación que tendrás con el/ella para que entienda cómo debe trabajar. Pero olvidas tener en cuenta que como personas puede haber otros aspectos de la vida que nos impacten en una reunión, o quizás perdés de vista otros posibles enfoques para abordar la situación que pueden dar resultados más positivos. Tu sesgo te limitó tus opciones.

Una de las áreas que más se ven influenciadas con nuestro sesgo negativo son las relaciones interpersonales, dado que asumimos intenciones o sentimientos en los/as demás creados por nuestros sesgos. Los mismos limitan nuestra capacidad de abrirnos a escuchar y comprender lo que puede estar pasándole a la persona.

En un ambiente de trabajo la capacidad de escuchar sin juzgar e intentar empatizar con lo que le ocurre a otro/a es fundamental para que el clima sea de confianza y bienestar.
 

Nuestros sesgos negativos también limitan la capacidad que tenemos de tomar decisiones. Nuestro cerebro entiende que hay una amenaza con lo cual todas nuestras opciones estarán dentro de atacar o huir, en vez de abrirse a opciones creativas o nuevas.

¿Qué podemos hacer para limitar nuestros sesgos negativos? Primero comprender que la moderna vida diaria nos expone a muchas situaciones estresantes o difíciles que pueden hacernos percibir la realidad como peligrosa o amenazante. La meta no debe ser eliminar los sesgos, sino darles una alternativa:

  • Los sesgos negativos también son llamados asimetría de percepción, nombre que se le otorga porque habiendo datos positivos en la una situación, nuestro cerebro solo percibe los negativos. Una manera de entrenarnos cuando contamos lo que nos pasa es prestar atención: ¿Estamos viendo únicamente los aspectos negativos de una situación? De ser así, podemos intentar escribir o nombrar dos o tres aspectos positivos de esa situación. Podemos pedir ayuda a alguien de confianza si es que no podemos encontrar nada positivo. Este ejercicio no busca forzar una falsa positividad sobre las cosas (algo que nos hace mucho mal) sino darnos la posibilidad de una mirada más simétrica y equilibrada de la situación.
  • Detener la rumiación negativa: a nuestro cerebro le encanta repetirnos una y otra vez la historia de que no somos suficientes, el recuerdo de una mala decisión o errores del pasado. Es importante poder diferenciar la reflexión sobre nuestras acciones de la rumiación inútil que solo nos hace sentir mal. ¿Cómo distinguirlas? La rumiación nos hace pensar una y otra vez sobre lo mismo, solo damos vueltas en nuestra cabeza mientras nos invaden emociones que nos quitan energía. Por el contrario, la reflexión para la acción es una herramienta que permite analizar un problema, con una mirada simétrica entre lo positivo y lo negativo, que termina en una toma de decisión. Escribir en dos columnas aspectos positivos/ aspectos negativos, o detallar escenarios posibles de acuerdo a la decisión que tome, pueden ser ejercicios muy útiles para salir del estado de rumiación y pasar a la acción. 

Como decía Victor Frankl, superviviente de los campos de concentración: nuestra mayor libertad reside en elegir nuestras respuestas a los estímulos de la vida. Los espacios de trabajo son los principales lugares en donde podemos conocernos mejor y usar todas las herramientas que podamos para entrenarnos en el autoconocimiento y cómo tener mayor bienestar en nuestras vidas.

TE PUEDE INTERESAR:

armandorompLa oportunidad de nuevos liderazgos
WhatsApp Image 2021-01-10 at 21.55.18La autoeducación

Te puede interesar

elenformeee

24M: cómo se vivió el día del golpe en La Pampa minuto a minuto

Redacción: InfoHuella
Opinión 24 de marzo de 2021

¿Cómo fueron las horas previas y posteriores al golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 en La Pampa? ¿Cómo se vivió durante esa noche y madrugada? ¿Qué pasó con las y los principales actores políticos de la provincia en esos momentos cruciales? Cuando publiqué el libro “Crónicas del Fuego”, pude entrevistar a catorce de las y los mencionados en este artículo, con cuyos testimonios ahora se reconstruyen esas horas claves.

covvella

Covella: el ministro con el que se ensañó la Subzona 14

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 28 de marzo de 2021

Santiago Covella fue una de las víctimas del grupo de tareas de la Subzona 14 durante la dictadura militar, un ex ministro contra el que los represores se ensañaron particularmente en la sala de tortura y que estuvo 13 meses y 4 días preso.

armandoromp

La oportunidad de nuevos liderazgos

Sabrina Alcaraz
Opinión 13 de febrero de 2021

 ¿Qué pensarías si te dijera que las crisis pueden ser una oportunidad? Probablemente has escuchado esta idea numerosas veces, sin embargo puede resultarnos complicado encontrar la forma llevarlo a la realidad. Si además conducís un equipo de trabajo o lideras alguna organización el desafío se acentúa: tu oportunidad, puede ser su oportunidad. Por eso hoy te comparto algunas ideas para que repensemos nuestro estilo de liderazgo más alineado con nuestra esencia y la de las personas de nuestro equipo.

stasabellopppdf

Santa Isabel: Aclaremos algo, antes que siga oscureciendo

Jesús Iván Fernández
Opinión 26 de marzo de 2021

Te podrá gustar o no la intendenta, lo que no te puede dejar de gustar es la opinión y el voto popular que por mayoría eligió un “cambio”. Un cambio que a menos de dos años de gestión y con pandemia de por medio aún no muestra lo que deseaba el pueblo en general.

eleccurna

El río revuelto y la unidad en la política pampeana

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 04 de abril de 2021

Las internas afloran en año electoral, pero hay rumbo de unidad. Los casos Santa Isabel y Uriburu y el alerta que encendieron los intendentes. La alianza menos pensada en el PJ. Bullrich mediadora en el PRO. 

sabrrer

Conversaciones poderosas

Sabrina Alcaraz
Opinión 11 de abril de 2021

Las películas siempre me parecieron fascinantes. Reflejan partes de nuestras vidas y muchas veces nos invitan a la reflexión de nuestros comportamientos… como si nos viéramos desde afuera.

Lo más visto

cochomenanng

Victorica: el Estadio Cochicó lleva el nombre de Domingo Aranda Valenzuela

Redacción: InfoHuella
Zonales 04 de abril de 2021

La localidad oesteña vivió un emotivo homenaje. Con las remodelaciones, el Estadio de Cochicó de Victorica fue bautizado con el nombre de Domingo Aranda Valenzuela, destacado dirigente de la institución social y deportiva. Luchy Alonso gestionó fondos para la cosntrucción de baños en el Club.

ambullhospp

Covid 19 en La Pampa: hay 65 casos activos en Victorica

Redacción: InfoHuella
Zonales 07 de abril de 2021

Desde el inicio de la pandemia, en la Provincia, se registraron un total de 22.098 casos positivos para COVID-19, de los cuales 1.379 permanecen activos, 324 han fallecido y 20.395 se han recuperado, 58 en el día de hoy.

Recibí el boletín de noticias