https://infohuella.com.ar https://infohuella.com.ar

Covella: el ministro con el que se ensañó la Subzona 14

Santiago Covella fue una de las víctimas del grupo de tareas de la Subzona 14 durante la dictadura militar, un ex ministro contra el que los represores se ensañaron particularmente en la sala de tortura y que estuvo 13 meses y 4 días preso.

Opinión 28 de marzo de 2021 Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
covvella

Por Norberto G. Asquini / Columnista en InfoHuella

“Cholo” Covella ocupó el cargo de ministro de Obras Públicas del gobierno peronista de José Aquiles Regazzoli, entre agosto de 1975 y el 24 de marzo del 76, poco más de siete meses.

Había nacido en 1938, era de General Pico. Profesaba la religión evangélica y era técnico de la sucursal del Banco Nacional de Desarrollo (BANADE). Había estudiado en la delegación de la UTN de Pico, aunque no estaba recibido. Hijo de un italiano anarco-sindicalista ferroviario, comenzó a militar en el peronismo en el ’53 como estudiante de la UES. Durante la llamada Libertadora fue detenido por primera vez por la policía e interrogado.

Entrevisté a Covella al menos seis veces por distintas razones, todas vinculadas a los años 70, el peronismo de entonces y la dictadura militar, en las que recordó esos meses de horror. Falleció en 2014, cuatro años antes, pudo dar su testimonio en el primer juicio a los represores pampeanos.

Los grupos de Covella

Covella tenía en los 70 una estrecha relación con quienes encabezaban el sector del Comando de Organización piquense, los diputados Hermes Accátoli y Roberto Gil. Representaban a la juventud peronista de General Pico, que había marcado diferencias con el ala sindical y la del peronismo histórico. El CdeO en lo nacional era una línea de derecha, enfrentada a la JP Regionales de la Tendencia, pero a nivel local reunía a un amplio arco de las nuevas generaciones vinculados al término liberación. Cuando estalló el conflicto interino entre el gobernador Regazzoli y el ala sindical en 1975, Accátoli y Gil fueron aliados del mandatario llegando a romper el bloque con los diputados del sindicalismo.

Covella también estaba muy vinculado con la UTN de General Pico. Allí había sido nombrado en 1974 el profesor Carlos Gregorio Agaya como interventor de la delegación piquense, quien arribó con un equipo de docentes que comenzó a innovar en lo académico.

Todo se derrumbó a partir de que la UTN a nivel nacional fue intervenida por la derecha y desde Bahía Blanca decidieron cambiar la conducción en Pico. El 15 de enero de 1975 llegaron los nuevos interventores, armados. Docentes, autoridades y estudiantes de la UTN decidieron resistir la medida y tomaron las instalaciones en la calle 3 y 32. En esa lucha fueron apoyados por los diputados Accátoli y Gil que compartieron la medida, mientras que del otro lado, el diputado nacional, el sindicalista Carlos Aragonés, apoyaba la intervención y los acusaba de “terroristas”.

El día 21 de enero finalmente la policía desalojó el edificio y detuvo a 29 personas que estaban en la toma por usurpación.

Llegada a Casa de Gobierno

Covella llegaría a ser ministro en ese clima turbulento, en lo más duro del enfrentamiento entre Regazzoli y el ala sindical. El 4 de agosto estalló todo: Aragonés y otros diputados fueron a “hacerle un planteo” a Regazzoli a Casa de Gobierno y fueron atacados por un grupo de seguidores del mandatario, provocando una crisis institucional. De inmediato, los ministros renunciaron y el gobernador cubrió esos cargos con dirigentes leales, mientras los sectores afines a Regazzoli realizaban una manifestación de apoyo.

Fue entonces que se buscó un nuevo ministro de Obras Públicas, y Accátoli y Gil propusieron a Covella. Asumió el 11 de agosto de 1975. “Yo conocía a Regazzoli desde joven por mi vinculación profesional y política con Eduardo Molteni. Me dijeron ‘Precisamos un ministro que se juegue por el gobernador en estos momentos donde nadie quiere ir. Es para Obras Públicas’. El otro 50% fueron los alumnos de la UTN que me conocían y me dijeron que aceptara el ofrecimiento”, indicó Covella en una de las entrevistas.

Covella asumió y llevó a su ministerio como funcionarios y empleados a varios profesores o estudiantes avanzados que habían cursado en la UTN. También a varios técnicos que había conocido durante su función como empleado del banco.

Entre sus colaboradores estaban el profesor Dante Luis Gaute como director de la Administración Provincial de Energía; el arquitecto Agustín Daniel Lamas como director general de Obras Públicas; Juan Pousadela, en el Consejo provincial del Agua; el ingeniero Juan Pereyra como subsecretario de Obras y Servicios Públicos; y el ex estudiante Ricardo Calvo, el “Negro”, como su secretario privado. Otro sector en el que estuvo su gente fue la Dirección de Arquitectura y Construcción al que ingresaron ocho jóvenes bajo la dirección del arquitecto Jorge Ramón García.

En tanto, estudiantes de la UTN de Pico, que quedarían fuera de las aulas, serían contratados en esa ciudad por la cartera. Todos terminarían detenidos también después del 24 de marzo del 76.

El “ministro rojo”

En esos últimos meses de 1975, en momentos en que el Ejército preparaba ya el golpe militar, se fueron confeccionando las listas de los “subversivos” pampeanos por parte del coronel Ramón Camps, jefe del Ejército en La Pampa, y el mayor Enrique Baraldini, responsable del servicio de inteligencia.

Covella sería uno de los blancos principales con el que más se ensañarían, acusándolo de todo lo que pudieron. En base a “datos” reunidos por Inteligencia militar (rumores y versiones cargadas de prejuicios), por un lado, los militares buscaron posibles actos de corrupción del gobernador Regazzoli a través del ministerio de la obra pública. Por la otra, la vinculación del funcionario tanto con los diputados del CdeO como con el grupo de la UTN, que lo llevarían a vincularlo con “hechos subversivos”.

Uno de los casos, que relató Covella, fue el de un camión cargado de trotyl para hacer trabajos para un acueducto del oeste de la provincia. “Como eran explosivos, le pedí custodia del camión a Camps, que lo mantuviera en el cuartel de Toay. Después decían que era para poner bombas”, relató. Otro hecho que le preguntaron cuando fue torturado fue por la muerte en un incendio de un policía en General Pico en la sede del aeródromo. Desde la Subzona 14 afirmaban que había sido un atentado, que habían incendiado el lugar y provocado la muerte del guardia. Señalaban a los estudiantes de la UTN, y a Covella. Su casa en Pico estaba vigilada, y hasta las reuniones religiosas que se hacían allí, con cantos, fueron consideradas reuniones políticas, indicaría el ex ministro.

Detenido en el golpe de Estado

El 24 de marzo de 1976 a la madrugada, Covella fue detenido en su casa de la calle 101 y 26 de Pico y trasladado a Santa Rosa. Durante el juicio a los represores pampeanos realizado en 2010, Covella indicó que ingresaron con armas largas al grito “¿Dónde están las armas largas?”, ante el terror de sus hijos. Del lugar se llevaron libros y discos. Afirmaría que en su cuadra había dejado de funcionar la luz de la calle varios días antes y que le habían puesto una guardia permanente frente al domicilio.

Covella sería del grupo de detenidos políticos por el grupo de tareas de la Subzona 14, considerados “subversivos” con toda la carga que eso implicaba, que más tiempo estaría detenido. Y que más sufriría los tormentos. Detenido en la Unidad Penal 4, fue torturado en los centros clandestinos de detención de la Seccional Primera-Unidad Regional y en la comisaría de Catriló. Fueron varios los interrogatorios. El primero con guantes de boxeo, puntapiés, trompadas, lo mojaron y recibió descargas eléctricas que le provocaron lesiones que le durarían toda su vida.

El ex ministro indicaría que los represores le preguntaban, entre otras cuestiones, “¿Qué chanchos tiene Regazzoli? ¿Qué chanchos tiene el gobernador con los comunistas?” o “por unas vacas que tenía el gobernador Regazzoli en sociedad con no sé quién”. “Después empezó el tema del aeródromo, una historia pero realmente elaborada por alguna imaginación muy prolífica”, explicó.

Los fríos del sur

A mediados de mayo del 76 junto a una quincena de presos, fue blanqueado. El 7 de septiembre fue puesto a disposición del PEN y trasladado a la cárcel de máxima seguridad de Rawson, en Chubut. Entre los seis estaban Gil y Accátoli. Fueron subidos al avión encapuchados, esposado en pareja con otro detenido, bajo garrotazos continuos.

Estaría ocho meses más bajo condiciones de máxima seguridad y rigor. Covella recobró su libertad luego de 13 meses y cuatro días detenido en abril del 77. Fue recibido por la comunidad evangélica de esa ciudad y regresó también a Pico para gambetear la pobreza entre trabajo y trabajo cuando todavía era señalado por “guerrillero”.

Covella refirió durante una de las entrevistas que tuvimos que luego de ser puesto en libertad “fuimos al Comando del Primer Cuerpo con mi hermano. Me dijeron ‘Usted estuvo preso fundamentalmente porque fue entregado por los compañeros y en la Argentina se libraba una guerra y viene una persona con cargo y dice este ciudadano es un guerrillero o subversivo, y nosotros primero los detenemos y luego averiguamos, no podemos permitir que ande suelto. Así es la guerra, señor’. Luego de varias horas me dieron las copias de las denuncias”.  

“Era saña lo que había contra nosotros. Nunca fui acusado absolutamente de nada, nunca me hicieron un cargo. En los interrogatorios, desde la muerte de Facundo Quiroga hasta ese día, de todo el culpable era yo. De cosas inverosímiles”, diría en el juicio de 2010.

Te puede interesar

vernaluz

El PJ pampeano modelo 2021 empieza a tomar forma

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 17 de marzo de 2021

El peronismo pampeano empezó por estos días a definir el año electoral y su nueva configuración interna. Ambas instancias van de la mano: en las listas para las legislativas nacionales y en las partidarias quedará plasmado el nuevo mapa interno surgido después de 2019, pero también un armado de unidad.

eleccurna

El río revuelto y la unidad en la política pampeana

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 04 de abril de 2021

Las internas afloran en año electoral, pero hay rumbo de unidad. Los casos Santa Isabel y Uriburu y el alerta que encendieron los intendentes. La alianza menos pensada en el PJ. Bullrich mediadora en el PRO. 

WhatsApp Image 2021-03-13 at 20.42.11

El sesgo de negatividad en los espacios de trabajo

Sabrina Alcaraz
Opinión 14 de marzo de 2021

Era una hermosa mañana de sol, Pablo salió para su oficina igual que venía haciendo los últimos tres años. Disfrutaba el camino y un clima que no estaba ni tan frío ni tan caluroso. Cuando llegó a su oficina se dirigió a su escritorio y fue saludando a sus compañeros/as.

malparddd

Malparidas: la novela de Bericat que comienza con olor a pueblo pampeano

Por: Cristian Javier Acuña
Opinión 13 de febrero de 2021

Es la historia de tres mujeres atravesadas por tiempos históricos de nuestro país en diferentes contextos: Josefina, en los años 50; Eva, los 60 y 70; mientras que el telón de fondo de Victoria – en la última parte de la novela-, transcurre hasta la década del 90. Aquí la entrevista de InfoHuella con Natalia Bericat.

gobernadanann

Un caso inédito: el día que quisieron matar al gobernador de La Pampa

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 01 de febrero de 2021

El 1 de febrero de 1955 se cumple otro aniversario de un hecho inédito para la historia de La Pampa, que es poco y nada recordado: el gobernador de la entonces llamada provincia Eva Perón, Salvador Ananía, recibió tres disparos en un atentado sucedido durante un acto público en Santa Rosa, que pudo costarle la vida.

vergez

Las historias de las nuevas víctimas pampeanas de la represión

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 09 de marzo de 2021

Entre las 15 víctimas pampeanas del Terrorismo de Estado antes y durante la dictadura militar incorporadas por el gobierno de La Pampa al registro provincial, rescatamos 6 historias: otra víctima del represor Vergéz, un padre asesinado junto a sus dos hijos, el alfabetizar en un barrio popular secuestrado y el compañero de otra víctima pampeana de los grupos de tareas de Berisso.

Lo más visto

cochomenanng

Victorica: el Estadio Cochicó lleva el nombre de Domingo Aranda Valenzuela

Redacción: InfoHuella
Zonales 04 de abril de 2021

La localidad oesteña vivió un emotivo homenaje. Con las remodelaciones, el Estadio de Cochicó de Victorica fue bautizado con el nombre de Domingo Aranda Valenzuela, destacado dirigente de la institución social y deportiva. Luchy Alonso gestionó fondos para la cosntrucción de baños en el Club.

ambullhospp

Covid 19 en La Pampa: hay 65 casos activos en Victorica

Redacción: InfoHuella
Zonales 07 de abril de 2021

Desde el inicio de la pandemia, en la Provincia, se registraron un total de 22.098 casos positivos para COVID-19, de los cuales 1.379 permanecen activos, 324 han fallecido y 20.395 se han recuperado, 58 en el día de hoy.

Recibí el boletín de noticias