https://infohuella.com.ar https://infohuella.com.ar

¿Equipos de trabajo o sobrevivientes?

Esta pandemia nos trajo como desafío hacer grandes cambios individuales. Se le pidió a la ciudadanía quedarse en sus hogares para preservar la salud colectiva de la sociedad. Son muchas las consecuencias de este contexto y seguiremos descubriendo muchas más con el tiempo.

Opinión 11 de agosto de 2020 Sabrina Alcaraz Sabrina Alcaraz
rompecabezzzasss

Por: Lic. Sabrina Alcaraz (*) / RRHH

Uno de los ámbitos más afectados ha sido el laboral, donde ya se ven cambios profundos en las personas y sus hábitos. Lo que terminará afectando el rendimiento de los equipos de trabajo. ¿Cómo modificarán estos cambios individuales a los equipos de trabajo? ¿Cómo conciliar y hacer acuerdos en un contexto donde se modificaron algunas reglas? ¿Cómo unimos lo individual y lo colectivo en contextos que demandan mayor productividad? Más allá del rol que tengas, si sos parte de un equipo de trabajo, te invito a reflexionar juntos/as sobre este tema, que nos impacta a todos/as de alguna manera.

Para comenzar tomemos la definición de Katzenbach sobre un equipo de trabajo: “ Número reducido de personas con capacidades complementarias, comprometidas con un propósito, un objetivo de trabajo y un planeamiento comunes y con responsabilidad mutua compartida". Esta definición nos da una clara idea de lo que debería ser un equipo de trabajo dentro de la organización, pero no contempla las necesidades individuales con las que cada persona llega a ese equipo. Y hoy esas necesidades son, a mi entender, la clave para fortalecer las habilidades y competencias que requeriremos después a nivel grupal.

El Miedo. Según Patrick Lencinas, el miedo y la desconfianza son dos de las principales causas de fracaso en un equipo de trabajo. A, su vez, el miedo es una de las emociones que más se mencionan en este contexto. Una pandemia trae tantas preguntas y tan pocas respuestas, que es lógico sentirse desprotegido/a. Muchas personas perdieron sus empleos, lo que acrecienta el miedo generalizado.

Pero si estamos en una organización y conservamos el trabajo, tenemos una enorme responsabilidad de dar lo mejor de nosotros/as para cuidar nuestro trabajo y el de los demás miembros del equipo.  
 

¿Cómo desactivar el miedo? La primera y gran herramienta que tenemos es la comunicación y esta debe asertiva: honesta, clara y respetuosa. Si lideramos un equipo y sabemos que hay noticias malas, lo más respetuoso será darlas y que nadie se entere por otro medio. Ser cuidadosos/as con las palabras que elegimos y sobretodo plantear las alternativas y escenarios posibles. Las personas tienen derecho a saber si peligra su fuente de trabajo y qué pueden hacer para que eso no pase, de haber algo por hacer, o tener la posibilidad de buscar alternativas. Pensar escenarios en equipo incluso puede traer sobre la mesa alguna idea que no habíamos contemplado.

Hacer reuniones frecuentes. Uno de los principales antídotos para el miedo es saber que no estás solo/a, y esa sensación aflora cuando nos conectamos, aún en situaciones negativas. No desestimemos el valor de la energía grupal, de la sinergia de un equipo donde todas las personas tienen la oportunidad de generar un cambio. Juntarse también favorece los consensos, ya que conocemos la opinión de la mayoría en un mismo momento. En contextos de crisis es importante generar consensos rápidos y tomar decisiones de manera más ágil. Si veníamos con una forma de trabajo que requería mucha burocracia o por el contrario, tomábamos decisiones en soledad total, este es el momento de reemplazar prácticas que no favorecen la agilidad en un equipo. ¿Qué pasa si el equipo no está maduro para ciertas decisiones? Deberá aprender, al igual que no estábamos preparados para una pandemia, el ensayo- error- aprendizaje será el recorrido que fortalezca esa madurez. Si sos parte de un equipo, podes compartir estas ideas con tus supervisores/as de una manera positiva, alentando a la mejora general de la organización y tomando un rol protagonista.

Recordemos que se sugieren estas prácticas en un contexto donde ya perdimos la previsibilidad de muchos factores y la realidad se nos impone. Son momentos donde todos vemos desafiadas nuestras capacidades y habilidades. Lo que podemos elegir es si vamos a llevar la mochila solos/as o podemos compartir algunas decisiones y acciones que involucren a las personas afectadas.
 

Este contexto también es una oportunidad para las empresas de formar y desarrollar en sus equipos de trabajo, no solo conocimientos formales, sino aquellas habilidades que muchas veces consideramos secundarias. Por ejemplo el manejo de nuestras emociones, la empatía, la resiliencia, la expresión correcta de nuestras ideas, poder aprender de los errores, etc. En numerosas ocasiones se nos consulta a los/as profesionales del área de Relaciones del Trabajo sobre cómo mejorar el rendimiento de una organización, y la respuesta no suele estar en los conocimientos técnicos sino en la capacidad de unir los talentos de cada persona dentro de un equipo en el cual todas tengan el mismo objetivo, y que éste sea claro. En un contexto como el que estamos pasando será indispensable formar a nuestras personas individualmente en esas habilidades personales que darán sus frutos en la dinámica grupal cuando sean necesarias. Formación que no siempre requiere una inversión en alguien externo, sino generar espacios dentro de la organización para reflexionar sobre lo que nos pasa y encontrar entre todos/as esa cultura de trabajo que queremos.

Finalmente creo que estas situaciones nos ponen frente a decisiones difíciles e impredecibles. Pero conservamos el poder de elegir cómo afrontarlas y no solo sobrevivir a esta pandemia, sino crecer como equipos humanamente. Elijamos trabajar en equipo  ya que somos seres sociales y encontramos contención en una comunidad. Elijamos una comunicación más consciente porque es lo más humano, que es finalmente la cualidad que no debemos perder en las relaciones laborales, y que no tiene que ver con el contexto sino con la clase de persona que elegimos ser.

(*) Lic. Relaciones del Trabajo RRHH / Fundadora de Humanly Consultoría 

TE PUEDE INTERESAR:

alcarazzcolmmEn el medio está la grandeza
manosssdLo mejor de mí

Te puede interesar

WhatsApp Image 2020-11-16 at 08.24.04

Balancear o hacer malabarismos

Sabrina Alcaraz
Opinión 16 de noviembre de 2020

El Bambú es un árbol de esos maravillosos tanto por fuera, como por dentro. Cuando se siembra demora siete años hasta que comienza su crecimiento, veloz y tenazmente, dando lugar a un tronco lo suficientemente fuerte para sostenerlo y flexible para no romperse. Esos siete años desarrolla un complejo sistema de raíces que le dará el sostén suficiente. Es que el bambú crece muy alto pudiendo llegar a medir entre 25 y 30 metros, lo que lo expone a vientos, lluvias y calores extremos. Este árbol desarrolla en su tronco y hojas los recursos necesarios para doblarse ante los vientos pero no quebrarse.

ragberrr

Negrín: el rugbier pampeano víctima de la represión

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 10 de octubre de 2020

En el 2014, Carola Ochoa, una investigadora y militante por los DDHH oriunda de San Juan, comenzó con la tarea de recopilar los nombres de los jugadores de rugby secuestrados y desaparecidos durante la represión ilegal.

andreottasq

Andreotti, los recuerdos a 44 años de su desaparición

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 25 de octubre de 2020

Se cumple este domingo 44 años de la desaparición del santarroseño Juan Carlos Andreotti. En 2018, el Tribunal Oral Federal 6 condenó a prisión perpetua al genocida Miguel Etchecolatz y al ex jefe del Área Militar 112, Federico Antonio Minicucci a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad contra 125 mujeres y hombres en los centros clandestinos Puente 12 y la Comisaría 1 de Monte Grande. Uno de los hechos juzgados fue el de Andreotti. 

bustr

El día que Morisoli y Bustriazo fueron presos juntos

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 02 de noviembre de 2020

Dos de los principales poetas pampeanos, Edgar Morisoli y Juan Carlos Bustriazo Ortiz, realizaron un camino paralelo y cercano en las letras. Desde 1957 en la Joven Poesía Pampeana y después en distintos grupos culturales.

asqlealtadd

¿Qué pasó el 17 de octubre del 45 en La Pampa?

Escribe en InfoHuella: Norberto Asquini
Opinión 17 de octubre de 2020

¿Qué pasó el 17 de octubre de 1945, fecha fundacional del peronismo, en La Pampa? El entonces territorio nacional no estuvo cerca de congregar las multitudinarias columnas que desde el profundo Gran Buenos Aires llegaron hasta la Casa Rosada para reclamar por Juan Domingo Perón, encarcelado en la isla Martín García. Sin embargo, hubo quienes, los que pueden ser considerados “los primeros peronistas pampeanos”, salieron a las calles también a manifestarse a favor del líder detenido.

Lo más visto

horaccasaaa

En Victorica: Valen Construcciones vende casa a estrenar

Redacción: InfoHuella
Tecnología & Curiosidades 01 de noviembre de 2020

MIRÁ LAS FOTOS La empresa victoriquense Valen Construcciones de Horacio Cabrera pone a la venta una moderna casa  a estrenar. Con un innovador diseño, espacio, confort, y un toque de distinción en la iluminación, la vivienda ubicada sobre calle 22 está disponible para visitarla, recorrerla  y conocer de cerca cada uno de los beneficios que ofrece.

fassesdesmmg

Covid-19: así está La Pampa ahora

Redacción: InfoHuella
Provinciales 04 de noviembre de 2020

Desde el inicio de la pandemia, en la provincia, se registraron un total de 3.688 casos positivos para COVID-19, de los cuales 1.164 permanecen activos, 37 han fallecido y 2.487 se han recuperado.

tomaskenn

¡Hasta siempre Tomás!

Redacción: InfoHuella
Zonales 16 de noviembre de 2020

Otra vez repitiendo esta frase que dice "la muerte no sabrá qué hacer con tanta vida”. Hoy partió Tomás. Desde InfoHuella pudimos encontrarnos cuando en una entrevista nos mostró una de las tantas banderas que levantó por estos pagos.

plataaadrdrdr

Victorica: le hurtaron la jubilación a un hombre  de 84 años

Redacción: InfoHuella
Zonales 24 de noviembre de 2020

Tenía los billetes guardados en un mueble de su habitación. Cuando denunció el hurto, detalló que se trataba de dinero en efectivo que correspondía al cobro de su jubilación. La Policía local dio con una persona que reconoció el hecho y se recuperó el total de $ 28 mil pesos. 

Boletín de noticias