Quién era Facundo Molares, el fotógrafo que murió hoy en la represión del Obelisco

En agosto del año pasado, Radio Kermés entrevistó Facundo Molares, el fotorreportero argentino que murió este jueves y que estuvo preso durante la dictadura en Bolivia y luego sufrió la persecución de la justicia colombiana y argentina.

Entrevistas 10 de agosto de 2023 Redacción: InfoHuella Redacción: InfoHuella
facuddesdes

Facundo Molares es un fotógrafo argentino que, en octubre de 2019, sufrió una detención ilegal en Bolivia, mientras cubría el golpe de Estado que sufrió Evo Morales. En la cárcel fue torturado y atravesó el Covid en las peores condiciones. En diciembre de 2020 recuperó su libertad y regresó al país, pero fue detenido nuevamente por una causa de 2009, ya que la justicia ordinaria de Colombia hizo un pedido de extradición para juzgarlo. En Mayo de 2022, el juez federal, Guido Otranto dictó la extradición de Facundo Molares a Colombia.

represenndesdesdsfdsUn muerto tras la represión de la Policía de la Ciudad en el Obelisco

Sin embargo, el pasado 28 de julio, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia rechazó el pedido de extradición ya que la justicia ordinaria no tiene esa potestad. Por lo tanto, el mismo juez, Guido Otranto firmó la excarcelación del comunicador, que recuperó su libertad. Facundo Molares contó su historia en Radio Kermés.

"Fui detenido dos veces. Terminando el 2019, ya como fotorreportero, estuve cubriendo el golpe de Estado a Evo Morales, en Bolivia y fui detenido por la dictadura que allí se instauró. Fui detenido en octubre de 2019 y recuperé mi libertad en diciembre de 2020. Ahora, en una segunda, acá en Argentina, fui detenido el 7 de noviembre de 2021 y fui liberado este jueves 28 de julio por la noche, por un pedido de extradición que hizo la justicia de Colombia", explicó.

 - ¿Cómo viviste la detención en Bolivia?

- Yo estuve cubriendo toda la lucha social que hubo para tratar de evitar el golpe. El pueblo boliviano venía saliendo de un atraso de más de un siglo en sus condiciones de vida, entonces gran parte del pueblo salió a defender al gobierno de Evo y por eso hubo grandes confrontaciones callejeras. Fui detenido en el marco de esas protestas sociales porque uno sacando fotos incomoda a algunos poderes. Por eso fui encerrado en la cárcel de Chonchocoro, que es una cárcel de máxima seguridad que está a 4700 metros de altura, donde te falta el aire hasta en condiciones normales. Bueno, ahí tuvo Covid dos veces seguidas.

- ¿Sentiste que te tiraron ahí para morir?

- Cuando me dio Covid, por segunda vez, ya llevaba 4 meses durmiendo sentado contra la pared. Porque si me acostaba no podía respirar y tenía las piernas hinchadas. Era como una pierna de elefante, no tenía ni tobillos ni rodilla, era un solo tubo, con una retención de líquidos que ya me había tapado un pulmón entero y tenía solamente el 40% de la capacidad del otro pulmón para respirar. Pensé que iba a perder la vida en esas circunstancias miserables y me dio mucha tristeza y mucha bronca. Uno imaginaba, tener suerte y llegar a viejo o por lo menos, si tocaba morir antes de la edad correcta, morir de una manera más heroica. Pero no así, tirado en una celda como una basura, lejos de mi casa y mi familia.

- ¿Cómo fue enterarte que la Cancillería Argentina pedía tu liberación?

- En las cárceles, por ley, los detenidos no están incomunicados. Pero en los hechos reales, los presos viven más incomunicados que cualquier otra persona. En la cárcel de Bolivia, había un solo teléfono público, en un solo pabellón para toda la cárcel y éramos más de 500 detenidos. Eso te vuelve prácticamente imposible la comunicación. Sin embargo, el que está entre la espada y la pared busca la forma de burlar esas prohibiciones. Así que yo estaba al tanto de las manifestaciones sociales, del apoyo de los medios alternativos de comunicación, de las negociaciones diplomáticas, que el personal administrativo cumplen una labor extraordinaria. No hablo de los funcionarios puestos a dedo. Hablo de los agentes de carrera, las cónsules, los cónsules, los agregados, son muy cercanos y lo pude comprobar porque éramos varios argentinos detenidos.  

- ¿Qué pasó para que el Estado Argentino estuviera a punto de extraditarte a Colombia?

- En los Acuerdos de Paz en Colombia se conformó una Jurisdicción Especial para la Paz que se encargó de juzgar todos los delitos y crímenes que se pudieran haber cometido en la guerra interna que azotó a ese país durante casi 60 años. Por que se entendió que muy mal favor se le hacía a la paz, echando nafta al fuego, buscando responsabilidades en todos los que habían participado en el conflicto interno. Estamos hablando de millones de personas, entonces se le dio prioridad a la búsqueda de la verdad ¿Qué pasó en el conflicto? ¿Qué se hizo? ¿Qué hizo cada bando? La JEP tiene la prioridad de juzgar a todos los que participamos en el conflicto. Yo participé durante 15 años, pero la justicia ordinaria no tenía competencia para llevarme a juicio. Sin embargo, como la justicia ordinaria es vengativa y punitiva, intentó usurpar las atribuciones que tiene la justicia de paz. Entonces pidieron mi captura.

Afortunadamente, la Jurisdicción Especial para la Paz hizo valer su preminencia y tomó el caso. La justicia ordinaria no se opuso, y ahora estoy bajo la investigación de la JEP, como corresponde.

- ¿Qué podés decir de Guido Otranto y la justicia ordinaria argentina?

- Me tiene preocupado porque tengo mi familia en Esquel, en la zona de la Comarca Andina de Chubut. Con este conflicto, que para mí es muy llamativo, que parece más armado que real, hablo del conflicto contra el pueblo mapuche. Quisiera que Otranto manifieste si puedo volver con mi familia, o si me va a involucrar y va a decir que voy a entrenar a los mapuches para hacer desorden. Porque de Otranto se puede esperar cualquier cosa, y no es el único dentro del Poder Judicial que tiene ese tipo de conductas reprochables. Qué tal si uno no pudiera volver a su pueblo por miedo a que lo involucren en otro conflicto.

Por último, agradeció el rol de los medios comunitarios, alternativos y populares. "Es un principio de los medios que se sepa la verdad, pero muchos tienen los principios, pero no la valentía para que se sepa la verdad. Les agradezco profundamente y los admiro por eso".

Foto: Tiempo Argentino / Fuente: Radio Kermés

TÍTULOS EN INFOHUELLA:

escuelalemaymahhfdredddEn Limay Mahuida: alumnos y alumnas crearon “Cuidadores del Oeste Pampeano”
varasadsdMaru, la patinadora de Realicó Campeona Panamericana en Colombia
stasabelvassurradMirá Santa Isabel: alumnos limpiaron los médanos
cuotaalemnterrdLa cuota alimentaria se paga desde la sentencia, sin esperar a que quede firme
bochassdesVictorica: entraron a robar y se llevaron cuatro bochas

Lo más visto

Escribí tu mail y te mandamos las noticias del día